Baja calidad leche reduce beneficios ganaderos dominicanos



En las últimas semanas los ganaderos dominicanos han planteado con intensidad la necesidad de un incremento en el precio de la leche cruda, alegan que llevan siete años con la misma tarifa, pero olvidan que los mercados de la leche están condicionados al nivel de la calidad del producto.

Es bueno recordar que hace cinco años hubo un aumento en el precio por litro de la leche sin procesar, lo que permitió a este sector de la economía dominicana cubrir sus costos fijos, en un momento en que hubo una baja en la producción del alimento y un incremento en los precios de los insumos en el mercado internacional.

La realidad es que si el Gobierno se aboca en estos momentos a autorizar un incremento en el precio de la leche cruda, esto tendría un efecto inmediato en el precio a que llega el producto a los consumidores; la competencia internacional se fortalecería con bajos precios obtenidos a través de pagar a los ganaderos de su país un 30% menos de lo pagado en República Dominicana.

Los estudios realizados por entidades gubernamentales y del sector privado determinan que a los actuales precios, los ganaderos dominicanos siguen recibiendo la mejor tarifa de toda la región del Caribe y América Latina.

Desde hace varios años, los técnicos vienen insistiendo en la necesidad de un enfoque en la producción lechera hacía una mejoría de la calidad, a fin de lograr el mayor nivel de precio y por tanto incrementar los beneficios, pero pocos hicieron caso a estas recomendaciones.

“Se esperaría que, en el sector, todos estuvieran enfocados en alcanzar esos indicadores de calidad que aumentan el precio de la producción nacional de leche, sin embargo, de los 2.3 millones de litros producidos diariamente, tan solo el 35 % es de máxima calidad. el restante 65 % clasifica a menor precio por no alcanzar dicho estándar”, expresa uno de los informes sobre el particular.

La producción de leche en República Dominicana genera diariamente un aproximado de 46 millones 200 mil pesos, lo que todavía con un manejo de los controles de calidad la convierte en una industria rentable.

Si la proporción de la leche producida mejorara y la leche de máxima calidad fuese un 50% y el otro 50% las demás, el sector tendría un incremento en sus ingresos anuales que se remontaría a 755 millones 500 mil pesos, tan solo si el sector, se enfocara en mejorar la calidad.

Según alegan, las razones para demandar un aumento en los actuales precios de la leche cruda, es que lo que reciben no es suficiente, pero la realidad es que tenemos cincuenta años escuchando el mismo discurso, y las autoridades cediendo cada vez más.

Como con claridad lo plantea el doctor Pastor Ponce, experto en tecnología láctea en todas sus áreas, el precio que se les paga por litro de leche es el más alto de la región y además de eso, están viviendo el mejor precio que se haya ofertado además de los apoyos que el Gobierno les ha dado para que desarrollen su sector como nuncase había visto.

La realidad es que los líderes de la ganadería se han acomodado demasiado, han alcanzado una zona de confort que no les permite adoptar una cultura de mejoramiento continuo basada en la productividad y la calidad en el nivel primario.

Lo que se ve en los medios de comunicación en estos días, no es más que un esquema político en vísperas de Feria Ganadera correspondiente al 2019, de modo que sirve como mecanismo presión a las entidades gubernamentales.

Este esquema es repetitivo para estas fechas, al igual que los temas de quiebra y crisis sectorial que son las columnas de este esquema político. En conclusión, la eficiencia gropecuaria es lo único que puede fortalecer a República Dominicana.

UN APUNTE

Calidad
El esquema de precios que disfrutan los ganaderos está basado en la calidad, mientras más calidad, mayor es el precio que se les paga.

EN NÚMERO

2.3
millones de litros
de leche produce la RD diariamente, pero de eso sólo el 35%
es de máxima calidad. por lo que el restante 65% clasifica a menor precio.