Cójanlo



Refugio fugitivos

Son muchas las hipótesis que se pueden formular sobre el hecho de que tantos fugitivos internacionales hayan sido capturados en territorio dominicano.

Acusados de crímenes y buscados por la justicia de varios países han sido localizados aquí, algunos de ellos llevando una vida principesca sin despertar ninguna curiosidad. Esa normalidad está entre lo que más se presta a sospechas.

Para colmo de males algunos, con órdenes internacionales de captura, han sido ubicados por las autoridades de sus respectivos países.

A los muchos ejemplos se agrega la detención en un apartamento del ensanche Naco de cuatro de los acusados del asesinato en Puerto Rico del cantante Kevin Fret, ocurrido el 10 de enero de este año.

Los puertorriqueños Waldemar Febres Sánchez y Edison Mercedes Olivera, de 32 años cada uno; Fernando Hilario Figueroa, de 30, y Joset Jomar Hilario Figueroa, de 24, fueron detenidos junto al dominicano Lorenzo Kiampool Peralta.

Los detenidos también son reclamados por la muerte a tiros de Giovanni Báez Rosa (Tomka), el 2 de agosto de 2018. En la detención se dijo que intervino un agente de Estados Unidos. La incógnita es cómo entran y se establecen los fugitivos en el país.