Cójanlo

Los apagones podrían llevar a la quiebra a miles de pequeños negocios en la capital.
Los apagones podrían llevar a la quiebra a miles de pequeños negocios en la capital.


En la oscuridad

 

Los apagones han vuelto a castigar a los usuarios con los mismos efectos para la población y el aparato productivo, acompañados también de las contradicciones y falta de claridad en las explicaciones.

De tanto repetirse las averías y la salida de servicio de las plantas por labores de mantenimiento como causa de las interrupciones en el suministro de energía eléctrica se han convertido en un cuento que nadie traga.

Los consumidores perciben que los apagones son financieros, y más todavía cuando la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) dice que sus plantas están en capacidad de satisfacer la demanda de los usuarios.

Y con el rodeo que se ha hecho propio de sus aclaraciones la entidad cuestiona la supuesta falta de planificación de las autoridades, además de señalar que los generadores están en capacidad de suplir el déficit siempre que cuenten con garantía de operación.

A causa de los apagones la Federación Dominicana de Comerciantes alega que el sector pierde 300 millones de pesos diariamente, habida cuenta de que el 30% de su inventario necesita energía eléctrica. En lo que se resuelve el problema habrá que acostumbrarse a vivir en la oscuridad.