¿Qué Pasa? Articulistas

Covinavidad

Covinavidad

Mary Leisy Hernandez

Cualquier resultado positivo dado a última hora, puede ser el causante de toda una revolución: suspensión de un viaje, de una fiesta, de cualquier programación de negocio, familiar o de salud hecha con mucha antelación. El 24 de diciembre por poco nos pasa. Estábamos invitados a cenar en la casa de una familia cubaverdiana (cubanos-caboverdianos) y a par de horas de la cena nos informan de varios positivos al Covid dentro de los comensales.

El encuentro no será lo mismo, pensé. La hija de la familia, otro familiar y una amiga ya no estarían entre los 12 invitados. Tendríamos varias sillas vacías. Al final, la anfitriona tuvo mejor idea y estuvimos todos, excepto uno de los positivos. Los con Covid y los sin Covid comimos el mismo banquete y disfrutamos del mismo ambiente, aunque en espacios delimitados: los con Covid en una mesa afuera y los sin, o aparentemente sin, en una mesa en la gran sala. Ambas mesas bellamente decoradas, con luces, con flores y bellos manteles. Estuvimos todos juntos aunque no “reburujaos”

Que se puede hacer después de casi dos años con este mal? Dejar de ser? Transformarnos en lo que no queremos o buscar alternativas que nos permitan sacar la creatividad que vive medio dormida dentro de nosotros?

Fue una navidad distinta, especial, en la que tuvimos que tomar precausiones para que las emociones y los afectos no nos acercaran más de lo debido a los afectados. Pero igual, con Covid o sin, todos disfrutamos del compartir, la tradición y aunque de una manera atípica, de los familiares y amigos.

Mary Leisy Hernandez

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos