Semana

Edis Sánchez “La música tradicional no morirá nunca”

Edis Sánchez “La música tradicional no morirá nunca”

Los Guloyas, expresion fundamental de la tradición musical dominicana, están en la muestra “Fiesta, fiesta”.

El investigador y músico folclórico Edis A. Sánchez R. curador y coleccionista de la cultura tradicional dominicana ha revelado que los creadores y gestores de esta expresión nacional defenderán siempre su legado y no permitirán que se extinga ante el avance de expresiones musicales pasajeras y de escasa calidad técnica temática.

“Sixto Minier y Pío Brasobán de los congos, o Daniel Henderson y Theophilus Chirverton de los guloyas, nunca se imaginaron la estatura internacional que alcanzarían sus respectivas costumbres” afirma Sánchez R.

Esos  gestores de la música tradicional, sostiene, han trabajado para preparar a los jóvenes de su comunidad con el fin de que la herencia musical que han construido, no se pierda jamás.

El “Gurú” Sánchez, en entrevista para Semana, dijo que en materia de música actual “hay de todo, bueno malo, regular y muy malo”, significando que los géneros musicales no son el problema, sino que el punto es  la forma en que los creadores musicales los abordan, sobre todo cuando la preferencia es al facilismo, el consumismo y la difusión de valores negativos.

La exposición cuenta con 80 instrumentos de gagá, palos, salve, sarandunga, merengue y otros.

Sánchez sostuvo que una oportunidad para acercarse a ocho de las expresiones musicales autóctonas es visitar la exposición Fiesta fiesta, viaje por la territorialidad musical dominicana”, montada en el Centro Cultural Banreservas hasta el 5 de septiembre,  con  80 instrumentos de  gagá, palos o atabales, merengue, salve, sarandunga, congos, guloya e instrumentos indígenas. Se puede visitar en base al respeto de los protocolos sanitarios y de distanciamiento social establecidos por el Ministerio de Salud Pública. Ha sido vista por 4,354 personas, sobre todo docentes, estudiantes de música y familias.

La muestra es auditivamente interactiva  y permite a los visitantes, poner en funcionamiento un mecanismo electrónico-digital que deja escuchar estas músicas originarias.

Sostiene que esos gestores de la música que sale del alma de la gente no están dispuestos a permitir que  se pierda el legado heredado de sus ancestros.

El  artista y docente revela que se interesó por el folklore musical dominicano desde los ocho años cuando conoció y disfrutó un ceremonial musical autóctono.

Recuerda que la Unesco ha declarado a los Congos de Villa Mella (2001) y los Guloyas (2005) como patrimonio  inmaterial de la cultura mundial.

“Soy fundamentalmente músico al cual la investigación y el coleccionismo  de instrumentos musicales, me ha tomado los pasados 10 años”, afirma.

Agradeció la iniciativa del Centro Cultural Banreservas para montar la exposición “Fiesta, fiesta” y por  ofrecer el apoyo para desarrollarla, incluyendo las facilidades para que tuviera un sentido de modernidad interactiva.

Artista y docente

Sánchez Rosario es percusionista, folklorista, pedagogo, bailarín, escritor y conferencista.  Comenzó sus años de formación como bailarín y percusionista en el Ballet Folklórico Infantil Dominicano, pasando luego a formar parte del Ballet Folklórico Dominicano y el Ballet Folklórico de la  UASD.

Sus inicios en el folklore se produjeron a los 8 años, bailando música autóctona. Ya para 1979 dirigía el Ballet Folklórico Infantil del Club Adecea y fue fundador, en 1993 de Drumayor, institución dedicada a la investigación, estudio y difusión de las expresiones Afro-dominicanas.

Ha impartido clases en importantes academias y centros culturales del país. Formó parte de destacadas agrupaciones musicales, fue director Nacional de Folklore -Dinafolk (2012-2016) y director general de Participación Popular (2016-2020), en el Ministerio de Cultura de República Dominicana. En su amplia carrera ha ofrecido conciertos en Europa, África y América.

Se ha destacado como investigador en el ámbito de la antropología. De amplia y reconocida trayectoria profesional, es miembro de la Red Mundial de Facilitadores en materia de PCI de la Unesco. Sus logros y méritos en la antropología y la música le han llevado a ejercer la docencia, actividad que desarrolló durante un largo período en la Universidad APEC.

Dada la excelencia de su quehacer pedagógico, ha sido reconocido como “profesor meritorio” de UNAPEC. En el año 2000 obtuvo el primer lugar del Premio Trimalca (Tribuna Musical para América Latina y el Caribe) del Consejo Internacional de la Música de la UNESCO, en el renglón tradicional.

José Rafael Sosa

José Rafael Sosa