Esos senadores



La venta del voto, el arrastre de los senadores y los fraudes hacen posible que personajes como Sonia Mateo y Prim Pujals —para sólo citar dos, aunque hay más— sean senadores, en representación de ellos y de sus intereses, no de las provincias de Dajabón ni de Samaná.

Algunos creen que con la entrada en vigencia de la Ley de Partidos habrá más controles, transparencia y equidad, pero ¿quién hará cumplir rigurosamente esa ley así como la ley de Régimen Electoral? ¿La actual JCE, a cuyos miembros les han nombrado a sus familiares, entre otros favores, y son objeto de constante presión por funcionarios públicos, legisladores y jefes militares?.

¿Acaso no estamos observando la persecución que el oficialismo ha desatado en contra del presidente y otros dos jueces del Tribunal Superior Electoral por producir una sentencia desfavorable a Miguel Vargas Maldonado en torno a la crisis interna del PRD?.

El PRM tiene la esperanza —en base a esperanzas es que el PRM pretende llegar al poder— de que se elimine el arrastre de los senadores, alegato muy válido porque la Constitución establece el voto directo, pero es difícil que esos jueces, aunque hay tres que no son vulgares como otros del pasado reciente, no se dobleguen al chantaje y a la persecución gubernamental.

En el hipotético caso de que resistan la persecución y decidan acogerse a la Constitución, en torno al voto directo, el PLD podría perder el control del Senado, porque es que la mayoría de los senadores carece de aportes sustanciales para sus respectivas provincias, están desgastados por su largo ejercicio y tienen mala imagen pública.

Las leyes están ahí, le corresponde al PRM y demás organizaciones opositoras luchar para su cumplimiento.

Si el PLD, sobre todo el sector del gobierno, presiona y amenaza a un órgano electoral, le toca a la oposición enfrentar al PLD y al gobierno. Si esas amenazas y esa persecución se producen por una simple sentencia sobre el PRD, ¿qué será cuando en el certamen electoral del 2020 estén en juego los poderes municipal, legislativo y ejecutivo? Si no se pone los guantes desde ahora a la oposición la van noquear sin tirar un solo golpe.