Articulistas

Fútbol solo fútbol

Fútbol solo fútbol

Jorge Rolando Bauger

María-No.-

Esta semana, el futbolista Mariano Díaz que nació en España y cuya madre es dominicana, cumplió 28 años y, a pesar de tener una edad ideal, su luz ya no brilla como hace tres años.

Es oportuno recordar que Mariano llegó al Real Madrid en el 2012 para formar parte del Juvenil A. Con el correr del tiempo y en base a su capacidad goleadora, llegó al Real Madrid Castilla que – en ese entonces era dirigido por Zinadine Zidane – y en la temporada 2015, fue el goleador de su equipo.

Sus destacadas actuaciones sedujeron a Zidane (ya entrenador del Real Madrid) quien lo incorporó al primer equipo con el que debutó en la gira americana ante el Paris Saint Germain.

Con el Real Madrid tuvo excelentes partidos y el Olympique Lyonnais francés pagó 8 millones de euros para hacerse con sus servicios. En la temporada 2017/2018, Mariano jugó con el equipo francés 41 partidos, fue titular en 37 ocasiones y convirtió 18 goles. Ese año, se convirtió en el quinto máximo goleador de la Ligue One, siendo compañero de equipo del hoy nuevo jugador del FC.Barcelona, Memphis Depay.

Su rendimiento en el fútbol galo hizo que el Real Madrid lo reincorporara a su plantilla, previo pago de 20 millones de euros.

Increíble. Sorprendente, pero cierto. El Real Madrid vendió a Mariano en 8 millones y al cabo de una temporada, lo recompró en 20 millones de euros. Solo en el desconcertante mundo del fútbol se ven estas atípicas negociaciones.

Mariano regreso al Real Madrid y firmó un contrato que le une al club blanco hasta junio del 2023 y devenga 300.000,00 euros mensuales, es decir 3.600.000,00 por año. Debido a las grandes actuaciones de Karim Benzema, (titular en su posición) como a sus continuas lesiones, no ha tenido continuidad en el juego lo que afectó su rendimiento.

Esto es tan así que en las últimas tres temporadas, solo fue titular once partidos y durante ese período convirtió seis tantos. Muy pocos para un futbolista tan bien pago.

En el umbral de una nueva temporada, Mariano ha recibido ofertas de importantes clubes pero – aparentemente – él prefiere seguir entrenando toda la semana y ver los partidos desde la grada que sacrificar la jugosa cantidad que devenga todos los meses.

Los futbolistas deberían tener en cuenta que la zona de confort es un hermoso lugar pero, nada crece allí.

Todo éxito tiene lugar fuera de esa engañosa zona. Quiera Dios que Mariano recapacite y pueda seguir demostrando sus ráfagas de buen futbolista que evidencio hace tres años.

Por: Jorge Rolando Bauger
[email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos