Mundo Noticias importante

Grupo de Puebla alertó sobre el peligro de un golpe de Estado “en proceso” en Guatemala

Grupo de Puebla alertó sobre el peligro de un golpe de Estado “en proceso” en Guatemala

Bernardo Arévalo

Bogotá.- Varios expresidentes iberoamericanos reunidos en el Grupo de Puebla denunciaron la “guerra jurídica” que está en marcha en contra del presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, y “los intentos de sabotear” el proceso de transición para que tome el mando, y alertaron sobre el peligro de un golpe de Estado. 

 “Prevenimos sobre el peligro de un golpe de Estado en proceso y convocamos a la comunidad internacional a apoyar una transición pacífica y apegada a la legalidad, que permita acceder al gobierno a las autoridades elegidas por el pueblo, en un paso definitivo para asegurar la continuidad democrática y recuperar el Estado de Derecho en Guatemala”, señaló este grupo de izquierdas en un comunicado. 

 La denuncia fue lanzada en una carta firmada por varios líderes políticos de izquierdas y expresidentes, incluidos el español José Luis Rodríguez Zapatero, el colombiano Ernesto Samper y el ecuatoriano Rafael Correa. 

Leer:El ‘plan Colosio’: uno de los dos complots para asesinar al presidente electo de Guatemala

 “Durante el proceso electoral se han presentado varios intentos por quitarle legitimidad a la candidatura ganadora y el partido Semilla que él representa a través de acciones que incluyen amenazas a la vida de los dirigentes, allanamientos ilegales a las sedes de su Campaña y anuncios de detenciones arbitrarias”, estimó el Grupo de Puebla.

  Entre las acciones denunciadas está el que se haya declarado inválida la elección de la bancada de gobierno o las peticiones de nuevas elecciones para que el órgano legislativo pueda “nombrar un ‘gobernante provisional’ sintonizado con el propósito golpista de desconocer los últimos resultados electorales y sostener el caos en Guatemala”. 

Grupo de Puebla

 Según el Consejo Latinoamericano de Justicia y la Democracia (CLAJUD) del Grupo de Puebla, “no existe causa constitucional para anular las elecciones”, así como “los jueces penales no pueden atribuirse funciones que atribuye la Constitución al Tribunal Supremo Electoral”. 

 “La pretensión de nombrar un presidente interino por parte del Congreso implicaría un claro desconocimiento de la Constitución y la voluntad del constituyente primario expresada en las últimas elecciones en favor del Presidente Bernardo Arévalo”, estimaron los firmantes.   Y por ello solicitan “de manera enfática” al gobierno guatemalteco y a las autoridades judiciales “que se reitere la validez de los pasados comicios electorales, se oficialicen sus resultados invistiendo de los cargos de Presidente a Bernardo Arévalo y Vicepresidenta a Karina Herrera, (y) se anule la decisión de ilegalizar el Partido Semilla”.

  “Desde el Grupo de Puebla y el CLAJUD denunciamos la sistemática judicialización del proceso electoral y del Movimiento Semilla, en un contexto de pérdida total de institucionalidad, a manos de una derecha sumida en la corrupción, que ha permitido el avance del crimen organizado en el país”, estimaron.