Hasta  500 mil  berlineses usan bicicletas todos los días



BERLÍN, Alemania. Hasta 500 mil berlineses suben a la bicicleta todos los días para transportarse ya sea al trabajo a la escuela o cualquier otro lugar, convirtiendo este vehículo en un medio que representa el 15% de los usuarios del transporte público en esta capital.

En contraste, en los países de América Latina, incluyendo República Dominicana, las bicicletas sólo son utilizadas para ejercitarse o como medio de diversión, especialmente para los fines de semana. Menos del 1% utiliza la bici para a sus necesidades cotidianas.

El mayor movimiento de ciclistas se registra en la parte oriental de esta capital, con un 18%, mientras que un 12% se moviliza la occidental.

Esta mayor proporción en la parte oriental de la capital alemana, evidencia la desigualdad económica, todavía no superada, que se manifiesta en esa demarcación desde que la ciudad fue dividida por el muro.
Un 32% de los berlineses usa el automóvil o la motocicleta, mientras que el resto utiliza el transporte masivo: trenes y autobuses.

Estos datos de este movimiento de tráfico berlinés es el resultado de una encuesta de la firma Infratest dimap para las empresas de transporte Berliner Morgenpost y RBB Abendschau.
En algunas calles, como la Kastanienallee en Prenzlauer Berg, la circulación de bicicletas en las horas pico ya representa el 50 por ciento del tráfico.

La encuesta reflejó que la proporción de personas de 35 a 49 años en ciclismo es la más grande. Para los jóvenes de 18 a 34 años es del 15%. Con el aumento de la edad, el uso de bicicletas vuelve a disminuir. El grupo de personas de 65 años o más de Berlín, solo tiene el 7%.

Igualmente, que una buena mitad de los ciudadanos de Berlín quiere más inversión en transporte público, saliendo a relucir que una gran parte de los automovilistas apoya la expansión de la infraestructura para los ciclistas.

Durante años, la proporción de ciclistas en la ciudad ha estado en aumentando, igual que la infraestructura para ciclismo.

Precisamente, la bicicleta es un invento del barón alemán Karl Christian Ludwig Drais von Sauerbronn, a la que llamó máquina andante (en alemán, laufmaschine). Esto fue en 1817.

Cada día los turistas en esta ciudad alquilan una bici para ver las maravillas de esta metrópolis multicultural o recorrer los abundantes parques, zonas verdes, y calles increíblemente anchas que esperan por sus ruedas.

Pueden obtener el servicio de renta por 15 minutos a un costo de 1.5 euros; 30 minutos, dos euros; una hora tres euros, o por un día, dos o tres.

Además, de bicicletas para niños, para un recorrido se pueden rentar remolques, asientos para niños, cascos, pero también tándems, bicicletas eléctricas y de montaña.

Para las personas que no saben montar bicicletas, se alquilan triciclos con pocos engranajes. Esta capital tiene una historia dramática y turbulenta, que se refleja en las vistas y atracciones que puede visitar.
Pero desde un pasado trágico ha surgido un futuro igualmente brillante y Berlín se ha convertido en un centro de cultura de moda.

En el corazón de la ciudad se encuentra el famoso Tiergarten, que es el parque más popular de Berlín. También puede admirar la impresionante Puerta de Brandenburgo y muestra tus respetos en el Museo del Holocausto con su conmemoración emocional y emblemática judía.

Justo al lado se puede disfrutar de una arquitectura más dramática, con el histórico Edificio del Reichstag, donde se reúne el Parlamento alemán.

Luego en el recorrido en bici puede ir a la Plaza Alexander, muy visitada por los turistas dominicanos, situada en el distrito del Mitte. La atracción más famosa de esa plaza es la torre de televisión, una estructura de 365 metros con un mirador giratorio y un restaurante en su punto más alto.

Cerca de ese lugar encontrarás la Isla de los Museos, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, debido a los cinco increíbles museos que se encuentran allí.

Para sacar el máximo provecho al recorrido en bici debe dirigirse al parque Treptower, que es otra magnífica zona verde para disfrutar en dos ruedas. Luego se pude pedalear a lo largo de las orillas del río Spree y maravíllese con los dibujos de la sección del Muro de Berlín, ahora dedicada a impresionantes obras de arte en nombre de la paz y la unidad.

Para sentir alguna vieja nostalgia soviética, se puede ir al Memorial de la Guerra que fue el último lugar de descanso de 5,000 soldados soviéticos.

Existen en todo Berlín depósitos para devolver las bicicletas alquiladas, pero algunas personas las dejan abandonadas en el trayecto tras vencerse tiempo del equipo y trancarse automáticamente.
Por eso en diversos lugares de la ciudad se observan bicicletas abandonadas, las cuales son recuperadas por las empresas que las alquilaron.

En países tercermundistas esas bicicletas abandonadas tal vez irían a parar a manos particulares y se convertirían en una cifra más de las estadísticas de robos.