¿Qué Pasa?

La diplomacia cultural en la promoción de la música dominicana

La diplomacia cultural en la promoción de la música dominicana

La embajadora Patricia Villegas de Jorge ha asumido un compromiso con la promoción de la cultura dominicana.

Recientemente a la redacción de este diario llegó una nota de prensa que por su trascendencia marca país sería imperdonable dejarla morir en un número de página ya leída.


La información daba cuenta de que la embajadora dominicana en Brasil, señora Patricia Villegas de Jorge, manifestó su disposición de motorizar una activa agenda cultural a propósito de que la bachata es la principal fortaleza de República Dominicana como país.


Y la diplomática sustentaba su apreciación en que, al llegar a esa nación sudamericana, pudo evidenciar esa fortaleza al ver a los brasileños cantando, bailando y tocando el género de amague que fue declarado en 2019 por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


A menos de tres meses de asumir sus funciones diplomáticas Villegas ha manifestado su disposición de motorizar una activa agenda cultural a propósito de que la bachata es una de nuestras principales fortalezas a exhibir como país ante el mundo.

“Vamos a patentizar la música dominicana como producto de exportación y recurso de cultura como herramienta de soft power”, expresó la señora Villegas, quien estaría asumiendo como motor principal de trabajo la llamada diplomacia cultural, una herramienta que por décadas han utilizado otras naciones para vender sus bondades y construir su prestigio.


El soft power o poder blado, término creado en la década de los noventa por el geopolitólogo estadounidense Joseph Nye, es la habilidad de un Estado para persuadir a otros países evitando el uso de la fuerza o la coerción, valiéndose de medios más sutiles, como su cultura, su modelo social o sus valores políticos.


La embajadora participó en una videoconferencia con el viceministro de Cultura, Fernando Cruz, (Bonny Cepeda), el productor general del proyecto cinematográfico ADN Bachata, Víctor Minaya y en la que también participaron el presidente del Fórum Iberoamericano de Periodistas de Turismo, Luis José Chávez y la primera secretaria de la embajada dominicana en Brasil, Orly Burgos Castillo, responsable de los sectores de Cultura y Diplomacia Pública.


No es secreto para nadie que en la diplomacia dominicana la gran ausente ha sido la diplomacia cultural, a pesar de que en el organigrama del Ministerio de Relaciones Exteriores existe un departamento cultural, y se han designado en las diferentes misiones diplomáticas alrededor del mundo encargados culturales, sin iniciativas trascendentales en materia cultural.


Es claro que la diplomacia dominicana se ha mantenido alejada de la promoción turística y cultural, obviando que no somos una potencia económica, científica, ni tecnológica, sino una potencia cultural que no hemos sabido explotar.


Cada dominicano, comenzando por las autoridades, debe aspirar a que en las propuestas de cambio que promueve el presidente Luis Abinader, en torno a su empeñado esfuerzo por relanzar el turismo, sumado a la estrategia marca país, se unifiquen criterios y se pueda implementar una efectiva diplomacia cultural.

EL DATO

Credenciales
La embajadora dominicana en Brasil, Patricia Villegas de Jorge, presentó cartas credenciales ante el presidente brasileño Jair Bolsonaro, el pasado 22 de febrero, 2021, asumiendo por primera vez un cargo diplomático y al más alto nivel, como jefa de misión.

José Antonio Aybar