Osmo Pocket, la más reciente propuesta orientada a videos sobre la marcha



En Instagram, Facebook, YouTube y hasta en Twitter hay un fenómeno ineludible que ha probado ser un verdadero éxito a la hora de enganchar gente: videos espontáneos, a veces editados, otras veces en vivo, que presentan aventuras, consejos, anécdotas y chistes sobre los más variados temas del día a día.

Aunque de aspecto simple, hacer estos videos a veces implica varias cámaras, luces, micrófono, trípode, software de edición y hasta un guión en el caso de proyectos debidamente estructurados, lo que significa que, aun cuando luzca divertido y ligero, el trabajo detrás del producto final es complejo.

Quizás la parte más incómoda de hacer estos videos “on the go”, como se les conoce popularmente, sea precisamente cargar con todos los equipos que hacen posible un contenido adecuado desde un punto de vista de calidad de imagen, iluminación, sonido y demás.

Cierto es que cualquier smartphone de última generación fácilmente sustituye cámaras de formato profesional o semiprofesional, pero en ciertas condiciones la estabilidad de imagen que ofrecen es nula, y es aquí donde entra el concepto de Osmo Pocket, una pequeña cámara de bolsillo con estabilizador de mano de tres ejes.

Osmo Pocket es el más reciente ofrecimiento en cámaras en salir de parte de DJI, el fabricante chino que actualmente lidera en el mercado de drones para consumo. La estabilidad que viene dada por los tres ejes se complementa con funciones como ActiveTrack para dar seguimiento a un sujeto específico -aun esté en movimiento- y FaceTrack para detección de caras y su posterior enmarcado fijo para fines del video. Una nueva aplicación dedicada a este equipo, Mimo, ofrece otras opciones de grabación.

Pese al diseño de bolsillo, Osmo Pocket integra en la cámara el mismo sensor de 1/2.3 pulgadas disponible en los drones Mavic Pro y Mavic 2 Zoom. Este le permite grabar en 4K a una velocidad de hasta 60 cuadros por segundo a 100Mbps. Además de video es capaz de tomar fotos fijas a 12 megapíxeles en formato de ángulo amplio y panorámico. Micrófonos duales permiten la captura de video, pero para mejores resultados DJI contempla un accesorio para conectar micrófonos externos.

Una diminuta pantalla de una pulgada hace las veces de visor en Osmo Pocket, pero si ésta resulta insuficiente puede manejarse el equipo a través del smartphone -iOS o Android- al conectarse al puerto correspondiente. En este caso se trabajaría con la aplicación Mimo.

Por 349 dólares -por debajo de una GoPro- el equipo ya está en preorden, con disponibilidad pautada a partir del 15 de diciembre. Su peso es 116 gramos y su batería dura en promedio 140 horas.