PN maneja asesinato con hermetismo



La Policía no ha dado detalles de la investigación sobre la muerte de una empleada bancaria, ocurrida la madrugada del lunes en su residencia de la urbanización Acacias II, en Santo Domingo Este, por un disparo en el pecho que le hizo un individuo que, supuestamente, intentaba entrar a la casa para robar.

El hecho se ha manejado con hermetismo, aunque el vocero de la Policía, coronel Frank Félix Durán, informó ayer que continúa la indagación para dar con los responsables del hecho, aunque se han ofrecido pocos detalles.

El oficial informó que próximamente se darán informaciones sobre la investigación de la muerte de Julissa Campos, de 43 años de edad.
Indicó que los investigadores han tenido que hacer levantamientos en las cercanías de la casa, debido a que las cámaras de vigilancia de la vivienda estaban apagadas al momento de ocurrir el hecho, según reveló el esposo de la víctima, Gustavo Hernández.

Varias personas han sido interrogadas por investigadores policiales de la provincia Santo Domingo, según informaciones dadas por la Policía.

La mujer se encontraba en su residencia junto al esposo y sus tres hijos, cuando a la 1:30 de la madrugada escucharon un ruido, por lo que ésta se acercó a la ventana de la sala, donde recibió un disparo en el pecho que le hizo alguien que estaba en la galería en ese momento.

Sin embargo, una fuente policial que pidió reserva de su nombre, cree que el motivo no fue el robo, al considerar que al lugar solo entran personas que residen en la urbanización.