Articulistas Opinión

Reflexiones del agro

Reflexiones del agro

Manuel Fermín

El agro nacional viene presentando un fuerte rezago en las últimas mediciones del IMAE (Índice Mensual de Actividad Económica), y son signos de debilidad en la actividad productiva. Carencias de todo tipo y un mal gasto público agropecuario que apenas aporta un 20% o menos a factores indirectos que impactan a la mayor cantidad de beneficiarios, e incluso, ha venido reduciéndose en infraestructura, medidas fitozoosanitarias, mala calidad de los materiales de siembra, escasa tecnología, riego deficiente y uso irracional del agua; también malas prácticas de manejo, capacitación, técnicos mal estimulados e incluso maltratados, son algunos de los síntomas crónicos de la enfermedad del agro nacional.

Todo esto lleva a tener el peor Índice de Factores de Productividad de A.L.C. Esta misma cadena a la baja es peor en los estratos productivos más carenciados, y se trata de ocultar o paliar con escaso crédito de baja tasa y sin asistencia técnica garantista del riesgo; se anuncian planes inciertos donde no se sabe para dónde van; un DR-CAFTA que exige productividad para la competitividad en medio de una fuerte asimetría productiva; la agresión constante a nuestros recursos naturales, certezas todas estas que se yerguen como nuestras montañas, madres de nuestras aguas, pero intimidatorio por la degradación que causan las malas prácticas silviculturales y la actividad minera extractiva en ríos y orografía que nos convertirán en un verdadero secarral dominicano.

De colofón, en Reforma Agraria saltaron el proceso de complementariedad y consolidación y lo conducen a la contrarreforma o al liquidacionismo por vía de la titulación sin probanzas,convirtiendo la parcela de propiedad familiar en un activo para su venta o hipoteca, y que podría terminar en manos extranjeras (haitianas y del crimen organizado) convirtiendo el enorme esfuerzo en una ruina social. Esperamos que algún gobierno del cambio anda extraviado,ha seguido el rutinarismo se dé cuenta de que los problemas precedentemente citados existen y que hay que solucionarlos para avanzar.

Manuel Fermín

Manuel Fermín