Tóxica marea roja persiste en ambas costas de la península de Florida

Marea


Miami, (EFE).- El alga tóxica conocida como marea roja persiste en “altas concentraciones” en las costas de tres condados de Florida y en ocho se han reportado en la última semana mortandad de peces, informó este miércoles la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna (FWC).

La agencia estatal señaló que halló el microorganismo “Karenia brevis” (causante de la marea roja), en concentraciones de hasta más de “un millón de células por litro” en los condados de Pinellas y Sarasota, en la costa oeste de Florida, e Indian River, en la este, donde históricamente es rara su aparición.

La agencia señaló que en ocho condados han reportado la muerte de peces en la última semana, entre ellos, Broward y Palm Beach, al norte de Miami.

Además indicó que la última semana se han detectado irritaciones respiratorias en los condados de Pinellas, Manatee, Sarasota, Lee, Collier, Escambia, Okaloosa, Brevard e Indian River.   Esta toxina neurológica, que ataca el sistema nervioso de los humanos y también el de los animales, ha provocado la muerte de toneladas de peces en el último año.

Según estadísticas de la FWC, de 182 manatíes que han muerto este año, 67 fueron por la marea roja y sospecha que el resto de esas pérdidas también se debe al fenómeno natural.   Esta alga tóxica ha afectado desde 2017 la costa oeste de Florida, y llegó de forma inusual a las costas del este del estado a principios de octubre.

Las tormentas tropicales pueden influir en las mareas rojas al mover el agua del océano, según la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos.

La floración de algas que afecta actualmente a Florida “parece haberse intensificado” y extendido al noroeste del estado después de la tormenta tropical Gordon de septiembre pasado, de acuerdo con la NOAA.