Articulistas

Barbacoa

Barbacoa

Chiqui Vicioso

A Pura Emeterio
Iba a comenzar este articulo con la recomendación de que todo aquel o aquella que quiere entender y entenderse lea a Eric Fromm. Este filosofo alemán es autor de tres libros fundamentales: El hombre unidimensional; Eros y civilización; y Escape de la libertad.

De los tres habría que comenzar por el último, porque narra el surgimiento del movimiento nazi y la adopción masiva de esa ideología por el pueblo alemán, víctima de una humillación histórica, además manipulado por las mentiras de un psicópata llamado Hitler, hombre frustrado que no fue aceptado ni en la Academia de Pintura ni en la de Música, y era tan común que no podía conseguirse ninguna mujer, esto hasta que ascendió al poder y entonces el poder se convirtió.

Lo que demuestra el libro Miedo a la libertad, es cómo los nazis necesitaron crear un enemigo interno, en este caso los judíos, incautarles sus bienes y asesinarlos en masa, con una teoría de la incompatibilidad de los “espacios compartidos” que aquí algunos no han dejado de citar.

Puedes leer: Barbacoa

Estaba en eso, cuando leí un extraordinario artículo de Gedeón Santos, en el Listín, que se llama 10 verdades incómodas sobre Haití, que debería reproducirse en masa y distribuirse en todas las escuelas y universidades del país.

Dice Gedeón:
1.’“Haití por ahora no es nuestro mayor problema, ni representa un peligro. Frente a Haití somos una especie de potencia económica y militar, con un PIB de 109 mil millones, frente a solo 21,000 millones; y una fuerza militar y policial de 64,000 efectivos, y 38,000 policías, frente a solo 16,000 policías y 1,200 militares en Haití”.
2.-“En el país no hay una ”invasión” de dos millones de haitianos. La Segunda Encuesta Nacional de Inmigrantes, arrojó que en 2017 había 570,933 inmigrantes. De esa cantidad 497,825 nacieron en Haití (87.2%). Además hay 253,325 nacidos en Dominicana, cuyos padres son de origen haitiano. Sumando ambas cifras la cantidad total de haitianos, suma 751,150”, menos de la mitad de los emigrantes dominicanos que se asume viven en Nueva York y otras ciudades de USA.
3.-“Los beneficios de la inmigración haitiana exceden con mucho los gastos en ellos, y si solo ocupan los trabajos que desprecian los dominicanos, la inmigración haitiana es un aporte y no una competencia desleal. De considerase como competencia habría que acusar a quienes los importan, que son los que se benefician de sus bajos salarios y falta de apoyo legal, impidiendo la formación de una clase obrera nativa. Negarle sus derechos a la mano de obra haitiana, no solo es ilegal, nos quita legitimidad en la defensa de los derechos de nuestros emigrantes en el exterior. Paz y bien.

Chiqui Vicioso

Chiqui Vicioso