Pulsaciones

De ADP: mala propuesta

De ADP: mala propuesta

Roberto Fulcar, ministro de Educación y Xiomara Guante, presidenta de la ADP.

Gracias a Dios que el Ministerio de Educación rechazó la desatinada propuesta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) de concluir antes de tiempo el año escolar y pasar de curso a todos los estudiantes. No podía ser de otra manera.

La lucidez tenía que imponerse frente a una petición desafortunada, carente de sentido lógico. El tiempo que queda para terminar el año lectivo tiene que aprovecharse para recuperar siquiera algo de la cuantiosa inversión en que se ha incurrido con la enseñanza virtual y a distancia.

La presidenta de la ADP, Xiomara Guante, que basó su desatinada solicitud en el rebrote de la pandemia y la fatiga de los profesores, soslayó detalles tan importantes como el hecho de que ha sido mínima la incidencia en los planteles de la enfermedad.

Si alega que ha sido por prevención, la decisión en todo caso compete al Gabinete de Salud. Y la fatiga de los educadores no es precisamente el mejor de los recursos porque ha sido mucho el tiempo que se ha pasado sin impartir docencia. Cierto es que la crisis ha supuesto un cambio de paradigma o estilo de vida, pero no exclusivamente para los educadores, sino para todos.

El ministro de Educación, Roberto Fulcar, hizo lo que tenía que hacer al rechazar la propuesta y mantener el 30 de julio como último día de la precaria docencia. La preocupación de hoy debe girar alrededor de la recuperación de los dos años perdidos a causa de la pandemia. Que se suspendieran las pruebas nacionales por falta de condiciones son otros quinientos.

El Nacional