Semana

Falencias en RD a 175 años de vida republicana

Falencias en RD a 175 años de vida republicana

Luis Abinader, presidente de República Dominicana.

Puede definirse lo más próximo a Estado fallido, que con reiteración aplicamos al incordioso vecino Haití, falencias que en 175 años de tránsito republicano hemos demostrado para superar, soluciones suministro agua y electricidad confiable, y política clara con Haití, así como una filosofía pulcra en manejo Estado recursos contribuyente.
En 175 años observamos requerimientos de tinacos y cisternas para abastecernos de agua, y plantas eléctricas e inversores para disponer de fluido eléctrico estable.

Construcción de Punta Catalina superó demanda eléctrica con 700 megas, con las censurables variantes de sobrevaluación por más de US$1,000 millones y matriz carbón, altamente contaminante, que ahora trata exportar residuos tóxicos, en vez de original gas.

Nuestro presidente Luis Abinader planea construir terminal de 700 megas a gas en Manzanillo, Montecristi, sin sobrevaluación, concluirá en 2025.

Con la Ley de Aguas sometida a estudio por nuestro presidente Abinader, el suministro sustentable de agua para consumo humano, será resuelto, no al doblar la esquina, pero ya en camino de llegar a ella, reforestando las cuencas de nuestros principales afluentes, comenzando por Yaque del Norte, Valle Nuevo y Yaque del Sur, en Cordillera Central, madre de las aguas de la isla Española.

Concerniente a Haití, nunca hemos podido lograr acuerdos sustentables, claros, definitivos y altamente convenientes y estabilizadores para ambas partes.

El protocolo firmado por el presidente Horacio Vásquez el 21 de enero de 1929, cedió 4,572 kilómetros cuadrados territorio dominicano a Haití, en virtud de la Comisión de Delimitación Fronteriza, para la ejecución del Tratado de Fronteras, una de las desgracias del gran impertinente e irresoluto que fue el presidente Vásquez.

El brigadier Rafael Leónidas Trujillo el 27 abril de 1936, firmó con el presidente Sténio Vincent, cesión de1,628 kilómetros cuadrados a Haití, a cambio de Vincent prohibir actividades contrarias opositores a Trujillo.

Es urgente formalizar acuerdo definitivo con Haití, empezando por concientizar a los mentados amigos de Haití, interesar a sus empresarios invertir en zonas francas, en la frontera con nuestro país, y la firme voluntad de nuestro presidente Abinader de impartir providencias estrictas al ministerio de Defensa concerniente desmantelar negocio militares permitiendo ingreso indocumentados ilegales, así como eliminar servicios de seguridad militar a instituciones del Estado, otra forma corrupta que enriquece militares.

Los dos únicos muros eficaces y de solución permanente que entiendo.
El autoritarismo y los procedimientos expeditivos han superado por muchos intentos civilistas para situar al país en el contexto de naciones civilizadas, con reiterado culto a la genuina democracia, derivada a la variante de embudocracia, sistema adulterado de democracia.

Así sumatoria nueve años alternativos general Pedro Santana. Seis años Buenaventura Báez. Trece Ulises Heureaux. 31 años Rafael Leónidas Trujillo. 17 meses Donald Reid Cabral, y 22 años dictablanda Joaquín Balaguer (1966-1978 y 1986-1996), total 84 años de autoritarismo y procedimientos expeditivos, cárcel, deportaciones y cementerios a opositores, negación derechos fundamentales de la persona.

Ese trágico trayecto de fuercismo, sobrepasó intentos civilistas de Ulises Francisco Espaillat, seis meses, Francisco Gregorio Billini, tres meses, y Juan Bosch, siete meses, prueba fehaciente de como el decantar grosero se impuso en la cosmovisión del dominicano, aceptándolo como el método por excelencia de gobernanza, el progreso colectivo, y consonancia con la civilización.

Todo fallido, y al revés, como el libro de Joaquín Balaguer.
Moralizar la burocracia estatal con el manejo pulcro de recursos del contribuyente, es una de las metas anunciadas en campaña por nuestro presidente Abinader, filosofía no entendida ni aceptada por más de uno, que entiende solo palabras de nuestro gobernante, no consecuencias, donde ya algunos se equivocaron, y diferente a los gobiernos corruptos en 20 años del PLD, ahora hay fijación de responsabilidades a clarificar en los tribunales.

Intereses económicos merodeando en el Estado, pretenden que el lobbysmo prosiga afianzado como institución espúrea, pretendiendo que los negocios turbios prosperen, contradiciendo la conocida filosofía de nuestro gobernante, diametralmente opuesta a esas prácticas corruptas.

Nuestro gobernante escogió para enfrentar a esa turba de delincuentes con la fachada de empresarios, al ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla Tavárez, quien ha puesto los puntos sobre las íes a esos grupos corruptos, devenidos potentados en Era del PLD.

Voces con interpretaciones incorrectas avientan maledicencias concernientes a esa filosofía presidencial, involucrando a Macarrulla en el caso de Planeta Azul, devenida al fuero empresarial de Vicini por cesión voluntaria de acciones de un hermano del entonces presidente de esa empresa, no obtenida de forma inescrupulosa ni presión por Vicini.

La filosofía de transparencia sustentada desde un principio por nuestro gobernante, de ninguna manera sufrirá alteraciones en su sabido peligroso discurrir, hasta la concretización, otra meta a superar, hasta ahora nunca concretizada ni erradicada del todo, como una de las falencias nodales que cuestionan nuestro turbulento tránsito republicano de 175 años.

Por: UBI RIVAS
[email protected]

El Nacional