Articulistas

Fútbol solo fútbol

Fútbol solo fútbol

Jorge Rolando Bauger

Juego limpio, juego leal.-

Porque para nosotros, el Juego Limpio es un credo moral que trasciende los límites del fútbol y porque interpretamos que el mismo tendría que ser observado por todas las instancias de nuestra sociedad, escribimos al respecto.

Con frecuencia vemos que diferentes medios emplean la expresión Fair Play y dado que este anglicismo significa *Juego Limpio * así como *deportividad * definiendo a la perfección la conducta leal y honrada en un juego o competencia, optamos por decir:Juego Limpio en vez de Fair Play

En el mundo del fútbol, mucho se habla del Juego Limpio, pero –desafortunadamente – pocos aplican lo que ese concepto significa.

En el año 1976, la UNESCO publicó lo siguiente: El Juego Limpio requiere –como mínimo – que el competidor demuestre un estricto cumplimiento a las reglas escritas. El Juego Limpio reclama modestia en la victoria y elegancia en la derrota.

El concepto del Juego Limpio surgió en Gran Bretaña al momento de publicarse las primeras Reglas del Juego. El abogado Ebenezer Cobb Marley (1831-1924) en su condición de primer Secretario honorífico de la Football Association (FA), redactó las Reglas del deporte que invadiría a Europa y que después fueron expandidas al resto del mundo.
La FIFA comenzó a potenciar y promover el concepto del Juego Limpio después del Mundial de México 1986.

¿Por qué?
Recordemos que en ese Mundial, Maradona (con la mano de Dios) convirtió uno de los goles más controversiales de la historia del fútbol a –nada más y nada menos – que a Inglaterra. Los airados reclamos de los dirigentes de la Football Association (FA) ante la FIFA provocaron que esta se ocupara de divulgar la importancia de observar el Juego Limpio.

Para entender el espíritu del Juego Limpio es menester conocer aspectos generales de la sociedad inglesa en la que ese concepto no solo se aplica en los campos deportivos, sino que está inmerso en la cotidianidad de toda la nación.

El Juego Limpio es una norma moral que incluye el respeto a las Reglas del juego, a los rivales, a los árbitros, al público, a sus propios compañeros de equipo como también así a los medios de comunicación. El Juego Limpio resalta el espíritu competitivo y trata de evitar los comportamientos indebidos que afecten la belleza del juego.

Para que el Juego Limpio no solo sea una frase bonita, debemos propagar su importancia y no permitir que se convierta en un vago anhelo. Es responsabilidad de todos realzar el Juego Limpio.

Si ambicionamos que el Juego Limpio sea el esperanto de nuestra sociedad, todos debemos Jugar Limpio, especialmente, aquellos que están en eminencia.

Por: Jorge Rolando Bauger
[email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos