Cójanlo

Magnicidio en limbo

Magnicidio en limbo

Jovenel Moise

A nueve meses que se cumplen mañana del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse la desesperanza de que el crimen se aclarara ha cobrado más fuerza con el paso del tiempo.

Pese a la colaboración de Estados Unidos y la solicitud del Gobierno haitiano a entidades como Naciones Unidas (ONU) el magnicidio permanece en una suerte de limbo.

El colombiano Mario Antonio Palacios, preso en Miami por su supuesta participación en el crimen, se acaba de declarar inocente, aumentando de esa manera las interrogantes sobre el caso.

Moïse fue asesinado el 7 de julio en su residencia de Puerto Príncipe por un supuesto comando de sicarios colombianos. Desde entonces las investigaciones han estado revestidas de sospechas. En Haití se ha denunciado que no se quieren profundizar las pesquisas para proteger a sectores de poder que estarían involucrados en el magnicidio.

Lo cierto es que en la medida que pasa el tiempo las señales de que el caso se aclarará sin una pizca de duda se tornan remotas. La inocencia proclamada en un tribunal de Miami por Palacios replantea las interrogantes de quiénes y por qué asesinaron al presidente Moïse.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos