Mundo

OMS alerta mayor riesgo de muerte prematura en discapacitados

OMS alerta mayor riesgo de muerte prematura en discapacitados

Ginebra.- Las personas con discapacidad tienen un mayor riesgo de morir prematuramente -hasta 20 años antes que la media- por la mala calidad de los servicios sanitarios, según un informe publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe también destaca que las personas con discapacidad tienen el doble de posibilidades de desarrollar tuberculosis, diabetes, derrames cerebrales, enfermedades de transmisión sexual y afecciones cardiovasculares.

Muchos de los factores que provocan la muerte temprana o las enfermedades de estas personas son “evitables e injustos”, recalcó el responsable técnico de la OMS para las funciones sensoriales, la discapacidad y la rehabilitación, Darryl Barrett.

Lee también: Utilidades de Microsoft que transforman la vida de las personas con discapacidad

OMS

Además, Barrett destacó la elevada incidencia que las enfermedades mentales tienen entre las personas con discapacidad, con mayores tasas de cuadros depresivos o ansiosos que el resto de las personas.

“Acceder a las instalaciones sanitarias más inaccesibles es seis veces más difícil para las personas con discapacidad”, dijo Barrett, que apuntó a otros factores clave como las actitudes negativas de algunos profesionales de la salud y las dificultades para la comprensión de la información sanitaria.

Para solucionar este problema, la OMS ha propuesto un paquete de 40 medidas a los gobiernos entre las que se encuentran la formación especializada para los profesionales sanitarios o la mejora en la accesibilidad de los centros.

Puedes leer: Lanza carta de Derechos y Deberes a personas con discapacidad

Además, la organización recordó que la mayor parte de las personas con discapacidad -un 80 %- vive en entornos de pobreza o de bajos ingresos.

En la actualidad, 1.300 millones de personas en todo el mundo conviven con algún tipo de discapacidad, el 16 % de la población global, según los datos de la OMS.

EFE

EFE