Cójanlo

Por aquí pega

Por aquí pega

La bestial inflación que golpea a Estados Unidos y España representa un mal presagio para República Dominicana. Son los países de donde se recibe la mayor cantidad de remesas que envían los compatriotas residentes en el exterior.

Esas remesas, que hoy se ven amenazadas al menos en su magnitud, han coontribuido a aliviar la pesada carga de la familia dominicana.

No solo envían dinero para alimentación, estudios y alquileres, sino para la construcción de viviendas y algún otro proyecto. Son muchos los sectores que se benefician de unas remesas que hoy se ven amenazadas por la inflación en Estados Unidos, España y otros países donde residen compatriotas.

La carestía de la vida limita su capacidad, teniendo, para compensar, que trabajar más o privarse de gastos. No es para que sirva de consuelo, pero la inflación en Estados Unidos y España, la más elevada en los últimos 40 años, es para que se tenga una idea de la magnitud de la crisis que golpea al mundo.

Tanto las autoridades como la población tienen que tomar sus previsiones por si la crisis, que ha pegado fuerte, empeora. Las perspectivas son para cruzar los dedos.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos