Primera Fila

Respeto

Respeto

El Gobierno ha tenido que endurecer las medidas para preservar la integridad de República Dominicana frente a la grave y prolongada crisis social y política de Haití.

Pero gracias al apego a las normas con que ha actuado la Dirección de Migración no ha habido cacería de haitianos residentes aquí de manera legal o ilegal ni tampoco violaciones de los derechos humanos en las repatriaciones.

El director Enrique García y los propios militares que intervienen en el proceso han sido muy comedidos para evitar cualquier tipo de atropello.

Lo nunca visto es que a los indocumentados se les ha permitido recoger sus pertenencias antes de ser deportados a Haití. La conducta de las autoridades ha evitado que a República Dominicana se le acuse de odio o discriminación contra los haitianos. Y, por suerte, varios países han apoyado a este país frente a la crisis haitiana.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos