Articulistas

Sobre el panorama

Sobre el panorama

Oquendo Medina

Es verdad cuando afirmamos que diversos grupos  están observando de manera positiva las actuaciones de Leonel Fernández con miras de salir lo más pronto posible del profundo hoyo oscuro en que nos encontramos.

Realmente, de eso es que se trata. De buscar un estadista capaz de vencer la gravedad de la crisis sanitaria, social y económica que en estos momentos azota sin piedad al mundo civilizado. 

En la actividad política nada resulta casual.

La ley de causa y efecto actúa como si fuese el karma inesperado. El método de análisis dialéctico es perfecto. Los errores en política se pagan caros. Todo lo que sale regresa convertido en maldad o en bondad.

 Bien dice el dicho que todo lo que se hace en esta tierra se paga; y se paga con creces en la actividad política cuando se descubre que los muñecos que construyeron esos andamiajes lo hicieron embriagados de ambiciones desmedidas. Con razón hoy día la sociedad dominicana está observando estupefacta cómo un partido del sistema está siendo ahorcado con sus propias manos.

Hicieron de todo por matar políticamente a Leonel mas no pudieron lograrlo. Lo cierto es que cada vez resulta más numerosa la creencia generalizada de que el doctor Leonel Fernández volverá a ser presidente de la República Dominicana en el año 2024.

El panorama político no suele dar señales confusas. Es revelador el hecho de que en los actuales momentos el doctor Fernández vuela en los altos como el ave Fénix (símbolo de fuerza, de purificación y de renacimiento físico y espiritual) con posibilidades reales y contundentes de volver a dirigir los destinos de esta nación que está requiriendo de un estadista manejador con éxitos de crisis profundas. Queda dicho.

El Nacional