¿Qué Pasa?

Alejandro Sanz, pura exquisitez musical en escena

Alejandro Sanz, pura exquisitez musical en escena

Alejandro Sanz

No hay otra forma de describir el concierto de Alejandro Sanz en República Dominicana, como pura exquisitez en escena. Y es que el artista que tenía casi tres años sin pisar el país, ofreció un recital excelente, cuyo único error fue que llegara a su final.

Pareció una presentación corta, pero no fue así. El multipremiado y admirado intérprete subió temprano, específicamente a las 9:00 de la noche, mientras sonaban las tonadas de Hoy que no estás, tema que le daba inicio a la romántica noche, donde una luna creciente que al parecer sonreía, hacía la velada para los enamorados aún más perfecta.

Un recorrido por lo nuevo, lo viejo y lo no tan viejo, incluyó el artista español en el repertorio, en su visita al país con su tour “La Gira 2022”, que tuvo como escenario el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Back in the city, Deja que te bese, (las dos junto a su pianista Chris Hierro) Alma al aire, Regálame la silla, Hoy llueve, Mi marciana, pertenecen a la lista de canciones con las que el madrileño, de 53 años, deleitó a su público, que guardó cada una de esas piezas interpretadas desde el alma, para la posteridad.

“¡Buenas noches! ¿Cómo están? Esta es una noche especial para nosotros, porque tenemos la oportunidad de cantar en este país bendito y porque en la banda tenemos tres dominicanos», dijo el artista presentando posteriormente a Chris Hierro, pianista; Helen de la Rosa, baterista y a Karina Pasián, corista.

«Están en su casa y están gozando», dijo Sanz sonriente, quien en cada uno de sus actuaciones deja que sus músicos también sean protagonistas.

Alejandro continuó contagiando a todos con su energía y buena vibra con Looking for Paradise y Mi persona favorita, ambas a dúo con Karina. A estás le siguieron Lo que fui es lo que soy, Cuando nadie me ve, Labana, Amiga mía, He sido tan feliz, Hay un universo, Contigo (de Sabina), No es lo mismo y Quisiera ser.

“Ya ha terminado el concierto, han sido seis horas de concierto”, dijo entre risas el cantante para bromear con el público, que sintió el “Corazón partío” al pensar que se estaba despidiendo.

“Qué maravilla tocar aquí, qué maravilla de gente y de país, espero que hayan disfrutado del concierto”, manifestó Sanz para recibir la euforia y gritos ensordecedores de sus seguidores, al escuchar la melodía de Corazón partío.

Después de una salida falsa, todos regresaron a escena para despedirse por todo lo alto con: Viviendo de prisa, Lo ves, Y si fuera ella, y Este último momento.

Shawell Peña

Shawell Peña