Articulistas

Aquí, igual que Francia

Aquí, igual que  Francia

José Antonio Torres

La medida del Gobierno de Francia de requerir una especie de “pases especiales” a sus ciudadanos como requisito básico para visitar restaurantes, bares, hospitales, centros comerciales, trenes y aviones, aunque ha generado protestas de una parte de la población de esa nación, creo que aquí sería saludable copiar ese tipo de acciones.

Para nadie es un secreto que ese tipo de medida, aunque parezca odiosa,buscan frenar la diseminación de coronavirus y proteger los hospitales de una nueva avalancha de infectados de la covid-19.

La obligatoriedad del pase entrará en vigencia a partir de agosto en toda Francia, y para obtenerlo será necesario que la persona esté debidamente vacunada con al menos dos dosis o tener una prueba negativa y reciente de covid-19

La medida ha hecho que miles de franceses que se mostraban apático, desde hace una semana están abarrotando los centros sanitarios en busca de vacunarse, pero también han generado furia entre algunos grupos.

El Gobierno francés dispuso permitir el ingreso a su territorio de viajeros vacunados de cualquier parte del mundo, también permitirá el ingreso de viajeros vacunados de cualquier parte del mundo.

El Gobierno dominicano debiera copiar algo similar, pero agregando las escuelas y universidades, de modo que a partir de septiembre nadie pueda recibir ni impartir docencia sino tiene las dos dosis de cualquieras de las vacunas que se aplican en el país.

Lo mismo podría aplicarse para el uso de transporte masivo de pasajeros, como el Metro, autobuses interurbanos, espectáculos artísticos y/o deportivos.

Las empresas podrían colaborar exigiendo a sus empleados la tarjeta de vacuna, así como a los deliverys y empleados de los colmadones y supermercados que vive en contacto permanente con decenas de clientes diariamente.

Aunque una medida de este tipo sería odiosa para muchos e inconstitucional para otros, la realidad es que sería una acción responsable, hecha de la mejor buena fe y contribuiría a bajar los contagios y muertes por la covid-19.

La Constitución dice que el Estado debe garantizar la salud de la población y ese sería un mecanismo idóneo en medio de esta pandemia universal.

Por: José Antonio Torres

[email protected]

El Nacional