Opinión

“Ayuda” del verdugo

“Ayuda” del verdugo

La obra de teatro tiene un  guión previamente escrito en la Oficina Oval de la Casa Blanca. El gobernador de colonia de la parte oriental de esta la isla caribeña debía formar el trío junto a los de Panamá y Costa Rica,  después de repetir hasta el hartazgo que el pueblo haitiano es un pueblo supuestamente “inválido”,  incapaz de auto-determinarse y auto-gobernarse, donde “no hay Estado” sino una situación caótica. Y a continuación  Biden y  la gobernación de la parte occidental convocan una cumbre para “ayudarlo”.  Entonces Abinader felicita a Biden.

La estigmatización de Haití proviene de ciertos súper Estados canallas y elites capitalistas blancas con ínfulas de dominar al mundo y aplastar las nuevas rebeldías emancipadoras; en el contexto de una marcada declinación de  su poderío y de la violenta agresividad por ella motivada. A ella se agrega, en la cola del sistema imperialista, la clase dominante gobernante dominicana, sumisa al coloniaje y empapada de un racismo hispanófilo y una total sumisión al poder imperial estadounidense.

De todas maneras -aun en medio de tantas medias verdades y mentiras- vale  preguntarse… ¿Quiénes son responsables de tal fallo, de tal caos y tan brutal empobrecimiento en Haití? ¿Pueden ellos ser los salvadores de Haití? Las respuestas a estas preguntas obligatoriamente tienden a destrozar el guión de la obra teatral recientemente gestada en Washington.

Quienes felicitan a Biden y le atribuyen al pueblo haitiano las culpas de su  situación están bajo la influencia  de los verdaderos culpables. Asumen así, por intereses creados y conveniencias oportunistas, la ideología de la colonialidad. Se abrazan a la supremacía blanca y adhieren al racismo imperialista europeo y estadounidense para encubrir las culpas históricas y presentes de las potencias dominantes; procurando ocultar el impacto del saqueo, la depredación ambiental, la sobreexplotación, la imposición de regímenes oligárquicos, dictaduras militares, partidocracias y plutocracias mafiosas.

Preguntemos además: ¿quiénes impusieron y  sostuvieron  en Haití a los Duvalier, Namphi, Prósper Abril, Martely, Jovenel Moïse?…  ¿Cuántas veces ha intervenido EEUU a Haití?

A manera de burla a la inteligencia de los pueblos, los  culpables de la tragedia haitiana aparecen ahora en el guión de la obra aplaudida por Abinader como sus “salvadores”: la llamada Comunidad Internacional tutelada por EE UU, Canada, Francia y U.E. Todo ha sido fraguado para respaldar nuevas intervenciones y controles imperialistas mejor disfrazados, que en el pasado no solo no han solucionado nada, sino que lo han empeorado todo. El guión que le prepararon a Biden solo puede generar una tragicomedia mediocre.

Narciso Isa Conde

Narciso Isa Conde