Cójanlo

Cargamentos suspicaces

Cargamentos suspicaces

El caso de César Emilio Peralta (César el Abusador) vuelve sobre el tapete cada vez que las autoridades incautan un cargamento de drogas. Pese a que las autoridades de entonces decían que le daban seguimiento a sus actividades desde hacía cinco años, el día que se montó el operativo para capturarlo el presunto capo pudo escapar de la persecución como por arte de magia.

En un informe las autoridades estadounidenses decían que César el Abusador gozaba de protección para sus operaciones de altos funcionarios civiles y militares, lo que nunca se investigó, al menos que se sepa.

Con los cargamentos de cocaína de que se incauta la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), se incrementa la sospecha de que el narcotráfico cuenta con algún tipo de protección para desafiar la persecución de las autoridades.

A propósito de los 897 paquetes incautados en las costas de Baní las autoridades deben profundizar las investigaciones para dar con los contactos aquí de la estructura criminal. El narco mueve tan cuantiosos recursos que opera como una industria y no como una empresa de aventureros.

El Nacional