Opinión

Dos son insuficientes

Dos son insuficientes

Ernesto Guerrero

Ante la inminente llegada y propagación de ómicron, escucho gente decir muy confiada. Yo estoy protegido, pues tengo las dos dosis vacuna. Lamentablemente estudios preliminares de laboratorio, indican que dos dosis de Sinovac o de Pfizer no ofrecen protección contra esta nueva variante, que hoy se expande a un ritmo nunca antes visto. En tanto una tercera dosis de Pfizer es capaz de neutralizarlo.

Lo que estamos viendo en Europa y Estados Unidos es que muchísima gente ahora está dando positivo, y las visitas a los centros ambulatorios se han disparado, con tasas de reinfección superior al resto de variantes hasta ahora conocidas. Gente vacunada o previamente infectada, se están contagiando nueva vez. Afortunadamente la gran mayoría sin síntomas o con síntomas leves. Son los no vacunados, quienes actualmente están siendo hospitalizados o fallecidos.

En un estudio realizado en el país, dirigido por el Dr. Eddy Pérez Then, en colaboración con la universidad de Yale, se encontró que la cantidad de anticuerpos protectores, disminuían con el tiempo, pero en una persona con dos dosis de Sinovac, que se aplica una tercera dosis de Pfizer, 70 días después, los anticuerpos aumentaron 17 veces más. Esta diferencia es lo que puede prevenir una infección grave y que Ud. tenga que ser hospitalizado. 

En nuestro país, el número de casos, y fallecimientos por la Covid-19 se han reducido significativamente. Sin embargo, es preocupante que, durante las fiestas de navidad, las autoridades sanitarias, estén flexibilizando las medidas de protección y/o que las personas estén considerando esta nueva variante como algo leve.  De común acuerdo con el comunicado de la sociedad de Neumología, la epidemia todavía no ha terminado y hemos aprendido que, si subestimamos al virus, nos veremos seriamente afectados.

—Falta mucha gente por vacunar—

De mantenerse el nivel de cobertura de vacunación actual, es probable que después de las fiestas navideñas, tengamos otra nueva ola de infecciones, que ojalá sea la última. Por tanto, no sea Ud. uno de los que “después de tanto nadar, se ahogan en la orilla”. Las vacunas por sí solas no harán desaparecer la pandemia, por lo que tenemos que utilizar todas las armas contra la variante más infecciosa y hay que hacerlo todo y bien. ¡Vacúnese, póngase su tercera dosis!

Ernesto Guerrero

Ernesto Guerrero