Carta de los Lectores

Educación desfasada

Educación desfasada

Todo el mundo sabe que, aunque el Ministerio de Educación regula los colegios privados, los programas de clases no van acorde con el sector público. La asimetría educativa desfavorece.
Ello acarrea grandes distorsiones que se reflejan en las universidades.
Lamentablemente, muchos jóvenes llegan al grado con grandes vacíos.

Las universidades exigen ciertos conocimientos que muchos de ellos no recibieron.
Lo peor es que las víctimas son los estudiantes que luego no pueden acceder a ofertas laborales competitivas.

El método educativo dominicano se quedó en mitad del siglo XXI. Es preocupante que aún memorizar para exponer o completar un examen sea lo que se inculque en esta época. Más que los rankings internacionales, en lo que debe centrarse el Estado dominicano es en promover innovación.
¡Preocupante!
Víctor Mateo Vásquez

Caso Villa Mella
Los hechos de violencia en San Felipe de Villa Mella, que dejaron tres muertos y tres heridos debe llamar la atención del Gobierno y las autoridades municipales, porque esa comunidad sigue creciendo desorganizada en todas las direcciones, inclusive ya se habitaron las cañadas y lagunas con viviendas, pero carece de una dotación policial y calles para desplazarse vehículos en distintas direcciones.

A pesar de que Villa Mella fue el primer sector popular con un Metro en la República Dominicana, posee múltiples fabricas, talleres, un aeropuerto, la realidad es que pocas personas pueden caminar a pie por las polvorientas calles de los 60 barrios o detenerse en la avenida Jacobo Majluta por temor a ser asaltado por los jóvenes que se desplazan en motocicletas.

Por tanto las personas que no tienen vehículos están obligadas abordar un motor en la puerta de sus residencias para llegar a las paradas de los autobuses o del metro y ese es el diario vivir de los residentes en Villa Mella por falta de seguridad.

Esto ocurre en La Barquita Sur, Las Colinas del Ozama, La Javilla, Brisas del Ozama, Manguito, Villa Emilia o en cualquier otro sector.

Vista esta realidad si el Gobierno en coordinación con el Ministerio de Interior y Policía y la Policía Nacional no crean los medios para mejorar la seguridad en Villa Mella, sus munícipes seguirán con el derecho al libre tránsito limitado, a pesar de que es una facultad constitucional y los actos de violencias como los del pasado domingo seguirán, porque la Policía no tiene los medios para garantizar la seguridad por falta estructura y el desplazamiento por los barrios es complicado.
Tomás Vidal Rodríguez

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos