¿Qué Pasa?

¿Lavar o no lavar la carne? He ahí la duda

¿Lavar o no lavar la carne? He ahí la duda

Lavar todos los alimentos es un hábito indeleble en la cocina, pues se considera que al no colocar estos bajo un chorro de agua antes de cocinarlos, no se eliminan los gérmenes que puedan tener, lo que al final provocaría una infección estomacal.

En  los últimos años ha surgido el dilema de si lavarla o no lavar, uno de los productos que más “zambullidas” en el agua lleva, en busca de eliminar cualquier bacteria: la carne.

La duda es ¿Este proceso de enjuagarlas es más seguro? ¿O en ese instante solo se ha logrado crear un desfile de  bacterias? 

16 Que Pasa 17 2p02
chef Manuel Méndez “Chef Manu

El chef Manuel Méndez “Chef Manu”, aclara esta incertidumbre, destacando que  aunque suena contradictorio desde el punto de vista de la higiene,  lo recomendable es no lavar las carnes, pues de hecho propaga más bacterias en la cocina de lo que imaginamos.

“Todo tiene que ver con salubridad y seguridad alimentaria para consumo. Lo primero que debemos considerar es si el agua que estoy usando para lavar las carnes es agua segura, si ha sido tratada y está libre de bacterias”, explica a Que Pasa.

Agrega que luego de pensar en lo anterior “lo siguiente es reflexionar en si las carnes traen alguna bacteria natural o adquirida y  la llevas al fregadero, esto podría acarrear la multiplicación de bacterias en tus superficies, ya sea por salpicadura del agua o dentro del fregadero después de drenar el agua sucia”.

Puedes leer: Arroz navideño muy especial

El especialista gastronómico destaca que esto aplica a todo tipo de carnes, recalcando que los marinados de limón, vinagre u otros no eliminan los patógenos.

Entonces ¿cómo podemos eliminar las bacterias que puedan tener éstas? Es la pregunta que  muchos se hacen. En este caso, el chef  resalta que las carnes alcanzan altas temperaturas al cocinarse y esto eliminará automáticamente las bacterias.

“Tanto las carnes como las verduras pueden tener organismos patógenos por la contaminación del suelo, por ejemplo, y otros que pudiera venir naturalmente en el alimento. Una media pudiera ser una cocción que alcance la temperatura interna de unos 75°C-85°C, sostenida por unos dos minutos. A estas temperaturas los microorganismos no sobreviven. (Estas temperaturas varían de acuerdo al alimento)”, dice el destacado profesional.

Shawell Peña

Shawell Peña