Articulistas

Los chinos y la pobreza

Los chinos y la pobreza

Ángel Puello

En ocho años China sacó de la pobreza extrema a casi 100 millones de personas. Este logro debe servir de inspiración para que países de todos los continentes sigan su ejemplo. En el caso de la República Dominicana, creemos que mucho podemos aprender para vencer la pobreza extrema.

Vamos a mencionar lo que creemos que son los pilares que ayudaron a china a eliminar la pobreza extrema:
La efectiva campaña cero corrupción, llevó a la cárcel a muchos funcionarios públicos declarados culpables de saquear durante muchos años el país.

En esta campaña se recuperó una gran parte del dinero robado, como parte de la misma con un servicio de inteligencia, se ubicaron capitales millonarios que estaban en el extranjero depositados en paraísos fiscales.

Una parte del dinero recuperado en la campaña cero corrupción se utilizó para armar el programa de reubicación de familias. El mismo se hizo porque la forma inhumana en que vivían muchas familias en China era algo que no los ayudaba a salir de la pobreza.

Otro de los beneficios de la enorme cantidad de dinero que recuperaron los chinos es que una buena parte del dinero que retornó al Estado se usó para abrir nuevas fábricas y para también modernizar las existentes, lo que se tradujo en una reducción extraordinaria del desempleo.

Uno de los secretos por los que China logró abolir la pobreza extrema fue una planificada apertura económica, ejecutada de forma lenta, por sectores y creando con el dinero recuperado zonas económicas especiales que permitieron los recursos para mejorar los servicios de salud, educación, alimentación y la seguridad social.

Muchos nos han dicho de canalizar nuestras inquietudes sociales aceptando un cargo en un gobierno o aspirando a diputado, senador, alcalde o hasta la locura de ser presidente y siempre me he negado diciendo que una de las cosas malas de este país es que todo el mundo, sin tener las cualidades, desea ser presidente pero les aseguro que al ver esta enseñanza de los chinos para vencer la pobreza a uno le pica el gusanillo de entrar a la política para ejecutar esa fórmula.

Por: Ángel Puello
angelpuello@gmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos