Primera Fila

Presión

Presión

Las condiciones puestas en estos momentos por dirigentes de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) sobre la docencia presencial se prestan a conjeturas.

Por preservar la salud de estudiantes y maestros es que se autorizó la enseñanza semipresencial, voluntaria y gradual solo en las comunidades donde la positividad estaba por debajo de un 5%. Pero tras el proceso de vacunación ha sido el Gabinete de Salud y no el ministro de Educación, Roberto Fulcar, que ha instruido sobre la apertura de la docencia presencial en todos los planteles.

Las autoridades educativas los mantuvieron cerrados sin ceder siquiera a las presiones de distintos sectores que entendían que estaban dadas las condiciones para volver a los planteles. Las condiciones en que insiste la ADP son una señal que demanda mucha atención de las autoridades sobre el inicio de la docencia el 25 de este mes.

El Nacional