Articulistas

Reforma constitucional

Reforma constitucional

Eduardo Álvarez

El Presidente tiene en agenda introducir modificaciones en la Constitución, fundamentadas en independizar plenamente el ministerio público y así fortalecer las instituciones del Estado.

En Luis Abinader tenemos indiscriminadamente a un estadista que tiene como norte el bien común instituido a partir un estado de derecho donde la seguridad jurídica no esté en discusión. El preámbulo presentado con la designación de Miriam Germán como procuradora general garantiza los propósitos de la reforma en carpeta.

Es oportuno y necesario enfatizar en los propósitos del actual mandatario, vistas las anteriores modificaciones a la Carta Sustantiva, auspiciadaspor Leonel Fernández y Danilo Medina exclusivamente para permanecer en el poder.

La del 2010 fue diseñada por Fernández a su medida, replicada por Medina en el 2015 siguiendo el mismo patrón peledeísta de usar los fondos públicos para pisotear el orden institucional para beneficiarse, en detrimento del bien común por supuesto.

Ambos estaban impedidos a postularse de nuevo en esas ocasiones, pero aún así impusieron sus ambiciones atropellando el sistema democrático, incluso el de partidos.

La oscura y oprobiosa etapa del PLD, estuvo diferenciada, durante sus tres y dos cuatrienios, solo en que la segunda parte supera en corrupción de manera exponencial a la primera.

No hay puntos de comparación entre aquellos personales propósitos y a estos que el presiente Abinader va a someter a discusión a los fines de ser consensuado y aprobado, primero por la sociedad civil y luego por el Congreso, con el objetivo de reafirmar la independencia de los poderes del Estado.

Por: Eduardo Álvarez
[email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos