República Dominicana se encuentra entre los países más vulnerables al cambio climático



Santo Domingo.- Pese a los esfuerzos que realiza la República Dominicana para evitar contribuir al cambio climático esta se encuentra entre los países más vulnerables del planeta a los efectos negativos del mismo, “ocupando el lugar número doce de la lista a nivel mundial”, así lo afirmó hoy el vicepresidente  ejecutivo  del Consejo Nacional del Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo, Ernesto Reyna Alcántara.

Con el pasar de los años los dominicanos, sobre todos los más  pobres, sufren de manera más intensa las consecuencias del cambio climático,  como los  efectos de los huracanes que se forman en el Caribe y las sequias  que inciden de manera directa a nuestro sistema económico  y estilo de vida.

Además de los riesgos de  inundaciones repentinas, el incremento de las temperaturas, el aumento del nivel del mar, reducción de la calidad  y el rendimiento de algunos cultivos  y la variabilidad extrema de las precipitaciones que también se suman a agravar los efectos del cambio climático sobre el país.

Sin embargo, la República Dominicana solo emite  el 0.1%  de las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), pero esto no representa ninguna ventaja frente a los sufrimientos que estos generan,  ya que su condición  de insularidad  es muy  vulnerable a los impactos del cambio.

Para disminuir los  efectos negativos, siendo este el principal desafío de la humanidad en el presente siglo y así no contribuir a una fututa crisis climática,  en el país se ha creado  una serie de fondos  tales como el Fondo Verde del Clima (GCF por sus siglas en inglés), ocupando una silla dentro de su Junta Directiva para el periodo 2019 al 2021 representado a la región Latinoamericana y el Caribe (GRULAC).

El país está participando de dos proyectos regionales, uno a través del Banco Centroamericano de Integración Económica  (BCIE), en el que la banca privada recibe apoyo financiero para ser canalizado a las pequeñas y medianas empresas, y el otro a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para apalancar recursos financieros y  garantías al sector privado.

Asimismo,   ha creado el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), este  fue establecido en 1991 para hacer frente a los problemas ambientales globales, incluyendo las finanzas del cambio climático,  en asociación con gran parte de los países que son parte de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El GEF además maneja el Fondo Especial del Cambio Climático y el Fondo para los países Menos Desarrollados.

De igual manera,  el Fondo de Adaptación (AF, por sus siglas en inglés), la nación  ocupa una silla dentro de su Junta Directiva. El país acaba de iniciar un proyecto para aumentar la resiliencia al cambio climático en la provincia de San Cristóbal, en 30 poblaciones rurales, por un valor de casi 10 millones  de dólares (donación) a ser ejecutado por el Instituto Dominicana de Desarrollo Integral (IDDI).

Estas declaraciones las realizó Reyna Alcántara junto a Víctor Viñas, asesor y coordinador del Despacho de la Vicepresidencia Ejecutiva; Jeniffer Hanna, encargada de la división de planificación; Karen Hedeman , encargada del departamento de adaptación y Federico Grullón, encargado del departamento de mitigación, en su participación en el almuerzo semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio.

Un apunte:

De manera personal cada dominicano puede contribuir al detener el cambio climático con el ahorro de energía  y la disminución del uso de la cantidad de carros por vivienda.

 

El Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL) fue creado por el Decreto No. 601-08, el 20 de septiembre del 2008, con el objetivo de articular y aunar esfuerzos desde las diferentes instituciones que integran los sectores de desarrollo del país para combatir el problema global del cambio climático.