Articulistas Opinión

Una mirada femenina

Una mirada femenina

Chiqui Vicioso

Una de las experiencias mas impactantes de mi visita al Canada fue asistir a una panel con las ministra de Relaciones Exteriores del Canada, Melanie Jolie, y de Suecia, Ann Linde.

Dos jóvenes mujeres, extremadamente sencillas y conocedoras del tema que nos había reunido en el Museo de Arte Moderno de Otawa, Canada, el país más europeo fuera de la Unión Europea, según lo definiera la ministra de Exteriores de Suecia, cuando participó en un panel junto con la de Canada, una joven mujer de 44 años, bella y afable, que abrió el panel que organizara con ellas la directora de Asuntos Globales de la Universidad de McGill.

Ambas plantearon que aunque Ucrania es la mayor amenaza a la estabilidad mundial, lo que no se subraya en el manejo del conflicto es cómo la guerra tiene un impacto desproporcionado en las mujeres y niñas, tema de gran preocupacion de las ministras que son pocas, pero están aunadas en su lucha por la igualdad de género en sus respectivos paises y en especial en sus ministerios, y en implementar unas relaciones exteriores donde se tome en cuenta una perspectiva femenina en todo lo que se haga.

La ministra canadiense dijo que Suecia es el pais que sirve de inspiracion a todos los paises de Europa, por su incorporacion de una agenda femenina en todas sus instituciones.

Mencionó como ejemplo la defensa del Artico, cómo paises del Artico que son, para proteger a la region del cambio climatico, del conflicto belico y a la poblacion indigena que lo habita; su enfasis en la proteccion de la salud integral de la mujer, incluyendo las tres causales, sobre todo en el caso de las refugiadas ucranianas, victimas de violaciones sexuales, las cuales tienen ahora el problema de que en Polonia, pais ultra conservador y ultra católico, no tienen derecho a interrumpir los embarazos no deseados provocados por sus violadores. Y enfatizó el continuo apoyo sueco a las microempresas para mujeres.

Planteó que no hay necesidad de nuevas causas sino de profundizar en las existentes y enfatizó la determinacin de ambos países en la lucha contra la proliferación de armas nucleares.

Interesante que ambas ministras mencionaron que en la discusiones de paz entre Rusia y Ucrania no habia una sola mujer, aunque la ministra de Relaciones exteriores de Rusia es mujer, y aunque como sabemos siempre son las mujeres y la infancia quienes pagan los platos rotos del guerrerismo masculino, las amenazas de destrucción de la humanidad con las armas nucleares, y los daños irremediables al medio ambiente.

Cuando les preguntaron cual es la esencia de unas relaciones exteriores feministas, ambas aclararon que no es una etiqueta, sino una mirada femenina a las relaciones exteriores, donde se enfatiza el derecho de las mujeres y las niñas a ser representadas, y respetadas, de manera igualitaria en la toma de decisiones.

Chiqui Vicioso

Chiqui Vicioso