Articulistas

Wessin y Haití

Wessin y Haití

Hugo Ysalguez

Ante la permisividad de los gobiernos dominicanos frente Haití, muchos actores de la vida política han clamado por la presencia de hombres fuertes en el manejo de la cosa pública, prodigando elogios al dictador sanguinario Rafael Trujillo Molina y al ex general Elías Wessin y Wessin, quien fue uno de los protagonistas del golpe de Estado contra Juan Bosch y se opuso resueltamente a su retorno , provocando una revuelta civil que se convirtió en guerra Patria, por la intervención de tropas yanquis para impedir el triunfo de los constitucionalistas.

El libro “El Masacre se pasa a Pie, del distinguido jurista, Freddy Prestol Castillo, una novela que se inscribe dentro de la corriente literaria, conocida como realismo mágico, narra la trágica historia de la matanza de miles de haitianos, ordenada por Trujillo en el año 1937, una acción que hoy es aplaudida por muchos nacionales por el desborde de la inmigración haitiana que satura al país por toda nuestra geografía. Y ese repudiable genocidio, Trujillo lo exhibía como una victoria y un éxito de su dictadura, llegando a decir en Santiago, en las postrimerías de su ajusticiamiento, que dentro de 50 años, la República Dominicana, volvería a padecer de una invasión pacífica de haitianos, si las nuevas generaciones no toman las previsiones de lugar.

Y el criminal dictador no se equivocó, pues por la complacencia de los regímenes de turno, estamos llenos de haitianos que amenazan seriamente nuestra soberanía e Independencia. Y por esa razón, en los medios radiales interactivos, algunos reclaman un gobernante de mano dura, similar a Trujillo no solo por accionar teñido de sangre, sino para enfrentar los altos índices de delincuencia que cada día suben en la escala de crímenes y delitos.

Sin embargo, añorar esos tiempos es una aberración sin parangón, que alberga sentimientos proclives a las violaciones de derechos fundamentales y a tiempos superados, dado que los pueblos se inclinan por la convivencia pacífica en los Estados donde impere la democracia.

Y haciendo un paralelismo, aunque con mucha distancia, ocurre con Wessin y Wessin, cuya actuación en episodios importantes en los anales contemporáneos, son aplaudidos por sectores retrógrados que admiran y rinde culto al antiguo jefe del Cefa, una guarida militar que sirvió de apoyo para luchar contra quienes reclamaban el retorno de Bosch.

Obstinación que arrojó un saldo de más de cinco mil muertos y una intervención extranjera que mancilló nuestro suelo patrio y que fue enfrentada con un valor espartano por aguerridos dominicanos que libraron batallas épicas contra el agresor extranjero.

Por: Hugo A. Ysalguez

[email protected]

El Nacional