Cójanlo



Abuso de poder

 

No hay que dar muchas vueltas para saber que sólo el clientelismo político explica el nombramiento de 94 vicecónsules sin funciones en Estados Unidos y Puerto Rico.

El escándalo ha sido puesto sobre el tapete por los periodistas Huchi Lora y Amelia Deschamps en el programa El Día.

El ministro de Relaciones Exteriores y presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado, podía alegar que los nombramientos no se han realizado bajo su gestión, pero, en todo caso, la explicación no lo exonera de responsabilidad.

Ha debido sanear la nómina del servicio exterior, que no sólo representa una estocada al erario sino una vergüenza para la imagen de un país que tiene que financiar su presupuesto con fuerte endeudamiento interno y externo, pero jamás hacerse cómplice de esa suerte de despilfarro de los recursos públicos.

Además de los vicecónsules se ha cuestionado la elevada cantidad de auxiliares que cobran sin dar un golpe y muchos de los cuales, incluso, residentes en República Dominicana.

El excesivo número de botellas representa cada mes para el contribuyente la friolera de 189,770 dólares, que a la tasa actual son 9 millones 488 mil 500 pesos.