Articulistas Opinión

Hechos soberanos

Hechos soberanos

Julio Martínez Pozo

El Bicentenario de la primera independencia dominicana, acaecida el 1 de diciembre de 1821, conmemoración que transcurrió como una más, siendo tan importante como la del 27 de febrero de 1844, y la del 16 de agosto de 1863.

El primer padre de la patria dominicana lo fue José Núñez Cáceres, a quien el historiador Fernando Pérez Memén considera “el primer dominicano que comulga con la idea de la emancipación y de la integración latinoamericana, y asume como un deber  insoslayable la tarea histórica que impulsarlas y concretarlas en nuestro país.

El 12 de septiembre de 1846 bajó al sepulcro en la Ciudad Victoria, capital del Estado de Tamaulipas en México.  Su fiel discípulo y compatriota Simón de Portes, Precursor de la Independencia de Cuba y suplente de diputado del Congreso de Tamaulipas, en el panegírico que pronunció ante la tumba del eximio prócer, interrogaba: “¿Quién es este hombre, dirá  algún  incógnito, que con su muerte ha llenado de luto nuestra capital?… ¿Quién es, pues, este hombre cuya sentida muerte se mira como una calamidad pública?” 2-La categórica respuesta de la cancillería dominicana, al desacertado comunicado en el que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), basado en falsedades, interfiere con la facultad soberana del Estado dominicano de regular la  migración.

“El deterioro institucional de Haití, sobre todo a partir de 2019, ha agravado una situación excepcional y extraordinaria de ingreso masivo de migrantes haitianos hacia República Dominicana, entre ellos, mujeres embarazadas en procura de los servicios gratuitos de salud pública que su gobierno no les provee.

“En 2018, se registraron 14,693 partos de madres haitianas en hospitales públicos dominicanos. En 2019, con el aumento de la inestabilidad en ese país, los partos casi se duplicaron a 27,984.

En 2020, aumentaron a 30,322 y entre enero y septiembre de 2021 se han registrado 24,376 en la red de hospitales públicos. Esto implica que mientras en 2018, el 12.5% de los partos de la totalidad de la red pública fueron de madres haitianas, esta proporción aumentó a 23% en 2019, a 27.2% en 2020 y a 30% en los primeros nueve meses del 2021.

“Lamentablemente, Haití vive una situación de precaria gobernabilidad y violencia extrema que motiva a muchos de sus ciudadanos a buscar servicios básicos fuera de ese país.

 Esta incapacidad del Estado haitiano para suplir las necesidades de su ciudadanía es una corresponsabilidad de la comunidad internacional, ya que Haití se encuentra bajo mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas desde 2004. Ese fracaso de la comunidad internacional en Haití ha dejado a República Dominicana en la inadmisible situación de suplir por sí sola la ausencia de servicios públicos del país vecino.

“Ese es el contexto en el cual la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la OEA, emite su injusto e inoportuno comunicado sobre las embarazadas haitianas en condición migratoria irregular en República Dominicana”.

 “El Gobierno dominicano reafirma su compromiso con el derecho internacional general y americano y, en particular, con la Convención Americana sobre Derechos Humanos y los demás tratados en la materia ratificados por el país.

Quizás te pueda interesar leer:https://elnacional.com.do/hasta-luego-reinaldo/

Julio Martínez Pozo

Julio Martínez Pozo