Primera Fila

Interés

Interés

El gobernador del banco Central, Héctor Valdez Albizu.

Ante las brumosas señales que emanan del exterior, el Gobierno no puede sentarse a esperar el desenlace de los acontecimientos.

Es obvio que así lo ha entendido el Banco Central con el nuevo aumento de 50 puntos en la tasa de política monetaria, al elevarla de 7.25 a 7.75 anual.

Son esas oportunas intervenciones auspiciadas por el gobernador Héctor Valdez las que más han incidido para evitar una inflación importada de mayores proporciones.

De hecho, las autoridades monetarias no han hecho más que adelantarse al patrón seguido hasta por potencias como Estados Unidos para contener las alzas de precios. Con un dólar a la baja luce prudente la adopción de decisiones para reducir el circulante.

Si el Banco Central no se ha perdido en la oscuridad es lógico que tampoco se pierda en la claridad a la hora de decisiones que ayuden con la estabilidad macroeconómica

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos