Editorial

Juicio Odebrecht

Juicio Odebrecht

Juicio Odebrecht

El juicio por soborno, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero en el caso Odebrecht concluyó ayer con la declaratoria de culpabilidad contra Ángel Rondón y Víctor Díaz Rúa, condenados a ocho y cinco años de prisión, y la absolución de los imputados  Tommy Galán, Conrado Pittaluga, Roberto Rodríguez y Andrés Bautista.

Rondón y Díaz Rúa fueron condenados también al pago de 200 salarios mínimos además del decomiso de inmuebles, vehículos, compañías y  cuentas bancarias en dólares y pesos que el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional estimó fruto de los ilícitos penales que se les imputan.

Las juezas Giselle Méndez, Tania Yunes y Jisel Naranjo reseñaron en la lectura de su sentencia que el Ministerio Público no demostró la acusación de  enriquecimiento ilícito, lavado de dinero ni la recepción de soborno en los casos de Galán, Pittaluga, Rodríguez y Bautista.

Se da por descontado que tanto los fiscales y los abogados de Rondón y Díaz Rúa elevarán recursos de apelación contra la sentencia condenatoria para dos de los imputados y absolutoria para los otros cuatro, sin dejar de resaltar que  el tribunal de primera instancia cumplió su cometido.

El histórico expediente judicial comenzó hace más de cuatro años con la admisión del consorcio brasileño Norberto Odebrecht de que distribuyó 92 millones de dólares en sobornos entre legisladores, políticos y funcionarios para procurar la aprobación de proyectos de infraestructura, financiamientos para su ejecución y pagos de cubicaciones.

Odebrecht también admitió que  distribuyó millones de dólares en varios países de América Latina con los mismos propósitos, lo que provocó escándalos políticos que incluyeron sometimiento a la justicia de exmandatarios y altos funcionarios, así como el suicidio del expresidente peruano Alan García.

Sin emitir juicio de valor sobre el dispositivo de esa sentencia puede decirse que ese proceso penal cumplió con todas las formalidades, aunque para muchos, en la barra de los imputados no estaban  todos los que eran ni  eran todos los que estaban.

El sustento jurídico y forense de esa sentencia será motivo de  muchos análisis y  largas discusiones en pasillos judiciales y oficinas  de abogados, sin que quede claro las razones por las cuales de 14 encartados solo seis concluyeron  el juicio de fondo o si la justicia tiene motivos para celebrar.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos