Editorial

Nunca es tarde

Nunca es tarde

El Gobierno da un salto en dirección correcta al anunciar un plan de siembra a nivel nacional para aumentar la producción de alimentos cuya distribución y consumo ayudarían a afrontar la espiral inflacionaria producida en parte por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Con ese programa, que ojalá no se quede solo en el anuncio, se procura siembra y cultivo de más 300 mil tareas en posesión de parceleros de la Reforma Agraria y otras 120 mil correspondientes al proyecto La Cruz de Manzanillo y terrenos del Ceagana, para producir plátanos, yuca, gandules, maíz, papa y hortalizas y forrajes.

El Programa Siembra RD también incluye dotar de más tractores, sembradoras y cosechadoras a las direcciones regionales de Agricultura para asistir a productores en la preparación y siembra de sus predios.

El ministro de Agricultura, Limber Cruz, dijo que las autoridades promoverán el fomento de huertos en patios familiares y pequeños predios, que incluiría capacitación técnica, distribución de plántulas y de fertilizantes, además de la donación de 500 mil pollitas mensualmente para la producción de huevos y pollos.

Sin tomar en cuenta críticas que señalan que el referido programa de fomento a la producción agropecuaria resultaría insuficiente, se resalta esa iniciativa como positiva, porque ayudaría a aumentar la producción de alimentos.

El conflicto entre Rusia y Occidente es causa de la escasez y carestía de materias primas básicas como trigo, maíz, sorgo y soya, así como fertilizantes, petróleo y gas natural, lo que se refleja en una elevada inflación en República Dominicana, sobre un 9 % interanual.

También te podría interesar: Niveles inimaginables

Ese programa de estímulo a la agropecuaria inició en noviembre de 2021, cuando el Gobierno transfirió un subsidio por RD$1,700 millones para importaciones de fertilizantes, aunque esta vez las autoridades prometen asistir a productores agrícolas y pecuarios en preparación de áreas de siembra, perforación de pozos, cultivos de forrajes y reparación de caminos vecinales.

Siembra RD, como estrategia global para garantizar la seguridad alimentaria, debió implementarse con mucho más antelación, pero aquí se aplica el dicho aquel de que “nunca es tarde si la dicha es buena”, por lo que se espera que ese plan comience a aplicarse de inmediato y sin pausa.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos