Editorial Opinión

Niveles inimaginables

Niveles inimaginables

La Organización de Naciones Unidas (ONU) advirtió ayer que la violencia en Haití ha alcanzado niveles inimaginables, por lo que reclamó de la comunidad internacional impedir que la situación de terror propiciada por bandas “fuertemente armadas” se vuelva aún más incontrolable.

No es común escuchar en el liderazgo de la ONU señalamiento tan categórico sobre el drama haitiano como el expresado por Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos, quien dijo que es crucial que se adopten medidas urgentes para proteger la población haitiana contra la violencia armada.

En Puerto Príncipe se reportaron, entre el 24 de abril y el 16 de mayo, al menos 188 muertos y 113 heridos, 12 desaparecidos y 49 secuestrados, a causa de la violencia y criminalidad promovida por esos grupos armados, pero la ONU cree que el balance es mucho mayor.

La Comisionada de la ONU reclama que la comunidad internacional asuma la responsabilidad de restablecer el Estado de derecho en Haití, proteger a la población contra la violencia armada “y pedir cuenta a los comanditarios políticos y económicos de esas bandas».

Se diría que la expresidente de Chile ha interpretado cabalmente la demanda del Gobierno y el pueblo dominicanos para que el mundo voltee rostro hacia un Haití convulsionado por una combinación de crisis económica, política y social agravado por incontrolable violencia.

Al referir que “la violencia armada alcanzó niveles inimaginables e intolerables en Haití», Bachelet citó casos de decapitaciones, mutilaciones y cuerpos quemados, asesinatos de menores, violencia sexual, inclusive la violación colectiva de niños de apenas 10 años.

Corresponde ahora al Gobierno dominicano respaldar el reclamo que ha hecho la Comisionada de la ONU, que literalmente ha sido una réplica de lo que tantas veces han urgido las autoridades, de que las grandes metrópolis presten asistencia económica y provean de logística a Haití para que esa nación supere su angustiosa situación de violencia e ingobernabilidad.

Esos reclamos formulados ayer en Ginebra, Suiza, por Michelle Bachelet, en esencia los mismos que ha planteado la cancillería dominicana, merecen ser defendidos y promovidos en todos los foros internacionales.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos