Baloncesto Deportes

¿Qué pasa con Curry?

¿Qué pasa con Curry?

Stephen Curry impuso récord de triples esta temporada.

Estelar jugador está por debajo del 40% por primera vez

La misma temporada en la que Stephen Curry se ha convertido en el máximo triplista en la historia de la NBA y rebasó la barrera de los 3.000 está siendo la peor de su carrera en porcentaje de tiro. Extraño, sí.

De hecho, fue batir el récord de Ray Allen en aquel partido en el Madison y empezar a bajar sus prestaciones desde el perímetro. No es que cumplir el objetivo le haya hecho relajarse, es que el base de los Warriors ha estado lidiando últimamente con algunos problemas físicos y las defensas parece que van encontrando la manera de minimizar sus devastadores efectos.

Curry está anotando el 38,4% de los triples que lanza esta temporada. Un registro decente en un humano, pero no en él. Es el peor en una carrera de 13 cursos en la NBA exceptuando el 19-20, cuando disputó sólo cinco encuentros y se quedó en un 24,5% de acierto. Es la primera vez en su trayectoria que está lanzando por debajo del 40%. Una barbaridad, pero que hace preocupante el dato anterior.

Las cifras son especialmente bajas desde que consiguiera el récord. Fue el 14 de diciembre. Hasta entonces había disputado 15 encuentros y había dejado alguna de sus habituales exhibiciones.

En cuatro ocasiones había llegado a los nueve triples. Estaba en un 41,9% de acierto. Sin embargo, tras el éxtasis vivido en el Madison su porcentaje es del 33,9% y en lugar de algún recital ha dejado actuaciones impropias del mejor tirador de todos los tiempos.

En los últimos cuatro partidos acumula un preocupante 8/39 desde el arco, un pobre 20,5%. Ante los Heat: 1/10. Ante los Mavericks: 1/9. Ante los Cavaliers: 4/11. Y ante los Grizzlies: 2/9. De poco le sirvió en este último encuentro hacer un triple-doble con 27 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias. «La pelota simplemente no entra, pero no quiero insistir demasiado en eso porque no estoy preocupado en absoluto», asegura Curry.

Warriors tranquilos
Tampoco en los Warriors parecen darle demasiada importancia, sabedores de que cualquier noche explotará la versión de Curry que suele maravillar a la NBA. «Probablemente habrá un 10/14 pronto, así que todo está bien», tranquiliza su compañero Draymond Green. «No estoy preocupado por Steph, pero también podemos ayudarlo en algunas cosas», dice el entrenador Steve Kerr, que ahora cuenta con otra amenaza exterior en la figura de Klay Thompson.

Los equipos están empleando defensas más agresivas sobre Curry. En muchas ocasiones le envían un defensor en cuanto pasa al campo rival y hacen dos contra uno cuando recibe. «Se trata de lidiar con las defensas, lidiar con los tiros que voy a hacer y mantener la confianza», se autorrecomienda el base, que se sigue exigiendo la excelencia: «Puse el listón muy alto y quiero seguir haciéndolo. Simplemente tengo que seguir con el trabajo y los resultados se verán».

Por: NACHO DUQUE
Marca.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos