Primera Fila

Sombrío

Sombrío

El caso de la odontóloga encontrada muerta dentro de su vehículo, con una soga atada al cuello, es de esos sucesos que demandan la más rápida aclaración de la Policía.

Además de gran conmoción, el aparente crimen de la doctora Lyda Josefina Amell Bogaert, de 45 años, ha generado todo tipo de especulaciones.

La Policía está conminada a emplearse a fondo para establecer las causas de la muerte. El cadáver de Amell Bogaert fue encontrado el jueves en la noche en el asiento trasero de su vehículo, una yipeta Dodge Durango, blanca, en la avenida Expreso V Centenario.

Era egresada de Unibe, donde se graduó Cum Laude, especialista en ortodoncia y madre de tres hijos. Todos los sucesos merecen ser aclarados, pero hay algunos que por las circunstancias que los rodean, como el caso de Amell Bogaert, se tornan más urgentes.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos