Actualidad Gobierno

Ve algunos dañan imagen honradez de dominicanos

Ve algunos dañan imagen honradez de dominicanos

Camino

SANTIAGO.- El semanario Camino, órgano escrito del Arzobispado de esta ciudad, deploró que algunos dominicanos residentes en el exterior (principalmente en Estados Unidos) se dediquen a cometer fechorías, con lo que dice dañan la imagen de honradez de la mayoría de sus compatriotas.

En su editorial titulado “Dañando la imagen”, correspondiente a la edición del domingo próximo, el periódico resalta que la comunidad  dominicana radicada en Estados Unidos se ha destacado  por la honradez, el amor al trabajo y la solidaridad con los familiares que han dejado aquí.

Y que llena de orgullo cuando atletas, profesionales en diversas áreas y estudiantes dominicanos brillantes ponen en alto nuestra bandera en suelo norteamericano.

“Sus triunfos son nuestros”, remarca el editorial. “Pero nos duele cuando algunos de la diáspora comenten fechorías, echando lodo a la página de servicio y entrega que ha caracterizado la conducta de miles de hombres y mujeres nacidos en nuestra Quisqueya y que han tenido que emigrar en busca de un mejor destino”.

Como ejemplo de esa realidad, Camino resalta que esta semana fueron repatriados desde Estados Unidos 60 dominicanos más, elevando la suma a 1,474 en los primeros ochos meses del año en curso.

Destaca que algunos de los delitos cometidos por ellos fueron: tráfico de drogas, asesinatos, asaltos, secuestros, violaciones y otras acciones dolosas. “Muchos llegan aquí graduados en criminalidad” y que continuarán haciendo daño a la sociedad.

Por eso, Camino es de opinión de que las autoridades deberán estar vigilantes de sus acciones “para impedir que vengan a incrementar nuevos elementos de violencia a la inseguridad ciudadana que padecemos”.

Mientras que a otros de los deportados, el semanario estima que habrá que brindarles la oportunidad de regenerarse   “y  comenzar así   una nueva vida para el bien de ellos y sus comunidades de origen”.

Al final, el editorial se pregunta cuándo los que emigran entenderán que la adquisición de riquezas fáciles va acompañada de intranquilidad y muerte.

Ricardo Rodríguez Rosa

Ricardo Rodríguez Rosa