Articulistas

Blin blin blin blam

Blin blin blin blam

Ernesto Guerrero

Aquí en este barrio no se duerme, antes era la música alta, pero ahora desde que amanece es blin blin blin blam.
Blin blin blin blam -ahí mismo arranca un ritmo pegajoso (dembow) que no interpreta ninguna orquesta ni conjunto, sino que reproduce un sintetizador, batería electrónica y un sampler que controla un DJ. Pero, que nos hace mover todo el cuerpo.

Este estilo de música de increíble arrastre en el país, ahora se ha colado a nivel internacional. Se origino en los barrios de Santo Domingo a finales de los 90 con letra de jerga dominicana que, aunque parezca cantinflesca e irreverente, es una expresión auténtica de la cultura del barrio que hoy causa delirio entre jóvenes.

El albañil que hacía trabajos en mi casa, es uno de los muchos jóvenes metidos a “dembosero”; nuestro novel artista conocido como “Kalalue”, periódicamente me envía sus producciones musicales, que al principio no armonizaban con mi gusto, ya que, para mí, era el mismo ritmo del reguetón, pero ahora gracias a los artistas como Bad Bunny (que escuchan mis hijos) empiezo a diferenciarlo y hasta tararearlo.

-El dembow es vulgar y de mal gusto, promueve el sexo y la droga- Son exactamente los mismos comentarios que se decían del merengue y de la bachata. Un detalle curioso es que desde sus inicios se contó con intérpretes femeninas, algunas satirizando la religión y con manifestaciones públicas de lesbianismo, que ruborizan a un sector de la población sobre todo aquellos con doble moral, que miran para otro lado cuando se trata de crímenes de género, corrupción o vandalismo.

Después de ver el documental de Amazon “La cuna del dembow” no quedan dudas de que tendremos dembow para mucho tiempo.

Entre los grandes artistas que iniciaron y hoy viven del dembow están: El Alfa, Rochy RD, Yailin, “La más viral”, Bulin 47, El Yala, Bulova, Kiko El Crazy, El Mayor Clásico, Jacol, Pablo Piddy, Farruko, Yomel “El Meloso”, Dj Lobo, Shelow Shaq, El Ken, El Crock, Ceky Viciny, La Materialista, Lírico y Tokshika entre otros.

El estribillo -Popilipiripilopi ella pasa por el bloque- esta tan pegado como -culiquitakaki, culiquitakaka. Como parte del proyecto “Economia naranja” es necesario iniciar y fortalecer el apoyo del Gobierno a esa cantera de jóvenes talentos que tenemos en los barrios.

Ernesto Guerrero

Ernesto Guerrero