Actualidad Educación

Clases aún paralizadas en escuelas públicas

Clases aún paralizadas en escuelas públicas

En un recorrido por diversos planteles de la capital, El Nacional se percató de que continúa la paralización de clases decretada por la directiva de la ADP. Jorge González

Las posiciones intransigentes del Gobierno y la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) mantienen paralizadas las clases presenciales en las escuelas públicas del país por segunda semana consecutiva.

Este lunes, la mayoría de los planteles públicos de la capital permanecían sin alumnos y con muy pocos maestros.

Anoche, el ministro de Educación, Roberto Fulcar, pidió a la comunidad educativa reintegrarse a las clases, en un mensaje emitido anoche, a través de su cuenta  de Twitter. 

“Padres, madres, estudiantes, docentes, mañana lunes seguimos adelante, con amor y responsabilidad, trabajando por el derecho fundamental de nuestros queridos estudiantes a la adecuación, sin perder tiempo, sino dedicados a transformarla”, manifestó el funcionario.

 Empero,  los educadores siguen acatando el llamado a no impartir  docencia de la directiva de la ADP, bajo el argumento de que la crisis sanitaria creada por la pandemia por covid-19 pondría en peligro la salud de maestros y estudiantes.

Eduardo Hidalgo, presidente del gremio magisterial, ratificó que los profesores no volverán a las aulas hasta “crear las condiciones para el retorno a clases presenciales de manera segura”.

 La posición  choca con la de diversos sectores  que no entienden por qué si otros servidores públicos y privados están trabajando en medio de la pandemia, los profesores públicos no.

Finjus acusa

La  Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc., (Finjus), acusó a la ADP de tomar decisiones institucionales que no le corresponden.

Te puede interesar leer: Crisis escuelas sin solución a la vista

 Aseguró  que inquieta a amplios sectores de la sociedad dominicana que la ADP  desconozca  las decisiones de los órganos e instituciones que por mandato constitucional y legal están llamados a regular y adoptar las medidas que se requieran para asegurar el normal funcionamiento de la vida nacional.

«Desconociendo los llamados de las autoridades educativas, de la salud y de amplias capas sociales, la ADP reitera una conducta que en ocasiones anteriores ya ha sido sancionada por los tribunales de la República, que es la de afectar el derecho a la educación de niños y adolescentes dominicanos por adoptar decisiones al margen de los mecanismos  previstos por las leyes», indica.

Padres a tribunales

La Federación Nacional de Asociaciones de Padres, Madres y Amigos de la Escuela (Apmae) advirtió  que llevará a la ADP ante los tribunales si no retira el llamado a paro, que calificó de “absurdo y deplorable”.

Jaime Tolentino, presidente de la Apmae y representante ante el Consejo Nacional de Educación, dijo que «es enorme el daño que el señor Eduardo Hidalgo y el interés en que las escuelas sean cerradas».

Asimismo, ratificó el llamado a las familias para que  envíen a sus hijos a los planteles del Estado  de manera “voluntaria, controlada y flexible”.

El PRM hace llamado

 El secretario de Educación y Doctrina del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Rafael Santos Badía, llamó a un entendimiento entre  Fulcar e  Hidalgo que permita un retorno urgente de los profesores a la docencia.

Santos Badía entiende que la posición de los partidos políticos que no apoyan la vuelta a clases refleja la inmadurez política en  República Dominicana.

“No se puede afectar a los niños que asisten a las escuelas públicas, que son los que se están perjudicando en última instancia, de un conflicto que la sociedad no entiende”, expresó.  Dijo que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) debe apoyar el retorno a las aulas.

Clases en colegios
Los colegios privados de la capital y el interior del país retornaron a la docencia presencial el 11 de enero, luego del feriado de Navidad, Año Nuevo y Reyes, por disposición de la Asociación Dominicana de Instituciones Educativas Privadas (UDIEP).

Pilar Moreno

Pilar Moreno