Actualidad

Desconocidos intensifican agarradera de glúteos a mujeres en NYC

Desconocidos intensifican agarradera de glúteos a mujeres en NYC

NUEVA YORK.- Desconocidos pervertidos andan al parecer sin freno por diferentes lugares de esta ciudad y han intensificado la “agarradera de nalgas” a mujeres en las calles neoyorkinas.

Son múltiples los informes policiales que en los últimos meses ha dado a conocer la institución del orden en ese sentido.

El más reciente “agarre” ocurrió hace cuatro días contra una mujer presuntamente dominicana, de 41 años, cuando iba a ingresar al edificio del 229 E. de Kingsbridge Road con la calle 194, sector de Fordham Heights en El Bronx, a eso de las 6:00 de la tarde. Autor, un afroamericano que andaba en bicicleta.

En el área, el 67.7% de sus residentes son hispanos, mayoría de RD; el 26.8% afroamericana; el 2,2% asiática; y el 1,7% blanca.

Asimismo, otro reciente “agarre” a eso de las 5:00 de la tarde, frente al 824 E de la calle 170, entre la avenida Stebbins y la calle Bristow, en El Bronx. Autor, afroamericano de 5’11» de estatura.

También, una mujer de 39 años, que viajaba en el tren A por la estación de la calle Fulton y Church, sufrió un apretón en su ingle por parte de otro afroamericano, descrito por la policía como de 180 libras, 5’5″ de estatura, cabello corto oscuro y barba canosa.

También te podría interesar: Moda femenina: Glúteos grandes

Rashad Rogers, de 30 años, fue detenido y acusado de abuso sexual y contacto forzado por besar sorpresivamente a una pasajera en los labios mientras viajaba en el tren 1 por la estación de la calle 34 con séptima avenida.

Un sospechoso “manoseó” sorpresivamente la “ingle” de una mujer de 47 años cuando abandonaba el tren 1 en la estación de Times Square.

A una joven de 15 años un hispano entre los 60 y 70 años le “agarró” su trasero en la estación del tren 6 en Parkchester, en El Bronx.

En una estación del tren G de la avenida Nassau, en Brooklyn; en otra estación del tren 7 en Queens, y contra dos hermanas menores, de 15 y 13 años, en un bus BX2 en El Bronx.

Una persona comete un “contacto forzoso” cuando él o ella toca forzosamente la parte sexual o intima de otra persona, con el propósito de gratificar el deseo sexual del actor. Es castigable con hasta 1 año de cárcel (Sección Penal 130.52 de la Ley).

Una primera condena por contacto forzoso no requiere registrarse como ofensor sexual. Sin embargo, hay dos circunstancias en las cuales la persona condenada por el crimen se le requerirá registrarse: Si la víctima es menor de 18, y si tiene una condena anterior por el crimen o intento de cometer el crimen.

Ramon Mercedes

Ramon Mercedes