Articulistas Opinión

DGII y clase media

DGII y clase media

Elvis Valoy

Luego de estar atrapada sin salida, y con escasas posibilidades de sobrevivir, debe causarle escozor a la clase media el informe de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) en donde esa institución certifica que recaudó durante el mes de abril la suma de RD$ 68,195 millones de pesos, pues es harto conocido que es de sus propias costillas desde donde sale esta astronómica suma de dinero.

Clase ingenuamente organizada, pero alegremente extorsionada, los hombres y mujeres que pertenecen a este sector son los que religiosamente pagan sus impuestos sin recibir nada a cambio, que no sea el menosprecio y el abuso de la costosísima burocracia que pésimamente nos gobierna.

No hay escapatoria alguna, pues si se quiere luz, se tiene que pagar carísima, y abastecerse de una planta, pues las EDE no garantizan el servicio. Si alguien desea seguridad, entonces tiene que contratar los servicios de empresas privadas.
Antojarse de comer fuera de casa en esta sociedad neo-feudalista disfrazada de mercado, puede salirle a cualquiera por un “ojo y parte del otro”, pues en el restaurante te cobran un 31% de impuestos. Acudimos a la vida, pasión y muerte de la clase media por toda esta caterva de impuestos que la acorralan y la abaten.

Los bajos salarios los compensan la clase media dando “a dos manos”, razón por la que la gente es asediada en supermercados, estacionamientos, salones de belleza, deliverys, limpia vidrios, pedigüeños, etc., siendo la “preferida” por la Digesett para sus multas. Así las cosas, no hay de que alegrarse con el anuncio de la DGII y sus recaudaciones, pues “el corazón de la auyama solo lo conoce el cuchillo”.

Elvis Valoy

Elvis Valoy