Editorial: Defensa al turismo

16_Opinión_16_1,p01


A la muerte de siete estadounidenses en polos turísticos de la zona este, se une el atentado perpetrado contra el expelotero David Ortiz, lo que ha servido como insumo a una evidente campaña que procura diezmar el potencial de República Dominicana para atraer casi tres millones de turistas desde Estados Unidos. coque iphone x mercedes amg El más reciente de esos decesos correspondió a Leyla Cox, encontrada muerta en su habitación de un hotel en Punta Cana, donde disfrutaba de unas vacaciones para celebrar su cumpleaños 53. La autopsia determinó que la dama murió de un infarto al corazón. coque iphone xs max silicone jaune Cinco de esas muertes son atribuidas a causas naturales y dos turistas perecieron en un accidente de tránsito, razón por la cual la embajadora de Estados Unidos, Robin Bernstein, consideró que esos sucesos han sido casos puntuales, no relacionados con situaciones de inseguridad. iphone 8 coque batman Aun así, diarios y revistas de gran circulación no se limitan a informar sobre la ocurrencia de esas muertes, sino a especular sobre causas probables o coincidentes, sin disponer de ninguna evidencia al respecto. iphone xr coque antichoc transparente Se menciona el caso de una dama encontrada severamente golpeada en un área restringida del hotel donde pernoctaba con su pareja, pero se determinó que ningún empleado del establecimiento estuvo involucrado en esa agresión, por la que la víctima exigió 2.2 millones de dólares como compensación. coque en silicone iphone 8 swarovski La agresión perpetrada contra David Ortiz, baleado por la espalda dentro de un bar en el ensanche Ozama, repercute como gran puntillazo contra el turismo dominicano, dado que la víctima es una personalidad querida y respetada tanto aquí como en Estados Unidos. coque aimant iphone x Es por eso que se reclama al Gobierno diseñar y ejecutar una campaña internacional de defensa al turismo nacional, que incluya la participación activa y bien dirigida del personal diplomático y consular en Estados Unidos y otros países donde haya llegado el oleaje de denuestos.